Lunes 17 de junio de 2024

Las monedas de la Fontana di Trevi seguirán siendo para Cáritas

  • 14 de diciembre, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
El consistorio de Roma y la diócesis renuevan por otros tres años el acuerdo, vigente desde 2001.
Doná a AICA.org

El ayuntamiento de Roma renovó por otros tres años el acuerdo para seguir financiando, con las monedas arrojadas por los turistas a la famosa Fontana de Trevi, las actividades benéficas de la capital. Así, parte del dinero se destinará, como hasta ahora, al vicariato de Roma, que a su vez lo derivará a Cáritas.

La leyenda cuenta que lanzar una moneda a la Fontana de Trevi produce distintos efectos. Según algunos, quien arroje una moneda al agua de espaldas, con los ojos cerrados y con la mano derecha sobre el hombro izquierdo, volverá a Roma. Según otros, al lanzar la moneda se puede pedir un deseo cualquiera, con la esperanza de que se haga realidad pronto. Cada año, millones de personas repiten este gesto frente a la hermosa fuente creada en la segunda mitad del siglo XVIII por Nicola Salvi, la cual se enmarca en el curso de un antiguo acueducto romano del siglo I a. de C.

Quizá esoos sean los posibles efectos buscados más conocidos. Sin embargo, hay un tercer efecto muy real, y no tan conocido, y es el destino de todas esas monedas que diariamente se lanzan al monumento. 

Desde 2001, parte de ese dinero se destina a proyectos caritativos. La administración municipal de entonces suscribió un acuerdo al respecto con el sacerdote Luigi Di Liegro, director de Cáritas de Roma. 

Las posteriores administraciones municipales lo han mantenido, aunque corrió peligro en 2018 con la de Virginia Raggi, que quiso suspenderlo. Las protestas hicieron que la alcaldesa revirtiera su decisión. 

Esta semana, el ayuntamiento de la Ciudad Eterna renovó ese acuerdo por otros tres años: “Quien lance una moneda a la Fontana di Trevi, además de esperar que su deseo se haga realidad, puede tener la certeza de que estará apoyando un proyecto social”, explicaba a los medios Barbara Funari, concejal de Políticas Sociales y Sanidad del Ayuntamiento de Roma.

Cáritas recibe cada año en torno a un millón y medio de euros gracias a las monedas que arrojan a la Fontana de Trevi unos 8.000 turistas cada día. Antes de la pandemia, los trabajadores del consistorio romano llegaban a recoger hasta 250.000 euros al mes. En 2019 se batió el récord. Después de sobrevivir a los meses de pandemia y confinamiento, la recaudación ya ha vuelto a las cifras de hace cuatro años.

Desde hace poco, la recaudación de otro famoso monumento de la Ciudad Eterna se destina en parte a obras sociales. En efecto, en julio se comenzó a cobrar entrada para visitar el Panteón de Agripa. Hasta entonces, el acceso era gratuito. Ahora se pagan 5 euros por entrar y parte de ese importe se divide entre el Ministerio de Cultura italiano y, de nuevo, el vicariato de Roma. De esta forma, el 70% de cada ticket se destina a cultura mientras que el 30% restante lo recauda la diócesis del Papa para obras de caridad.+