Jueves 26 de mayo de 2022

Las monedas de la Fontana di Trevi de Roma continúan apoyando a Cáritas

  • 5 de enero, 2022
  • Roma (Italia) (AICA)
Las autoridades anunciaron a fin de año que el acuerdo con la diócesis se renovará por dos años, a fin de que las monedas arrojadas por los turistas a la famosa Fontana sea con fines sociales.
Doná a AICA.org

Las monedas arrojadas tradicionalmente por los turistas a la Fontana di Trevi, en Roma, continuarán siendo donadas a la Cáritas de la diócesis de Roma con fines sociales. 

Según anunciaron el 31 de diciembre los medios de comunicación municipales de la Ciudad Eterna “el acuerdo entre las autoridades de la ciudad y la diócesis fue renovado por dos años”. 

La ex alcaldesa Virginia Raggi (del Movimiento Cinco Estrellas) quiso donar el dinero a la tesorería municipal, pero estos planes se desecharon, después de una intensa discusión, según registraron los medios locales.

Hace muchos años que los turistas de todo el mundo, de espaldas a la Fuente, arrojan monedas al agua por encima del hombro, queriendo volver a Roma una vez más. 

Este dinero, por lo general pequeño, lo extraen regularmente los empleados de las obras sanitarias municipales. Se trata de importes que ascienden a entre 1 y 1,5 millones de euros anuales. 

Desde 2001, fueron recibidos por Cáritas de la diócesis de Roma, que gestiona 50 centros sociales en la ciudad y 145 puntos de atención en parroquias católicas. Lo decidió el entonces alcalde socialdemócrata de la capital italiana, Francesco Rutelli.

La Fontana de Trevi es la fuente barroca más famosa de Roma. Fue construida por iniciativa del papa Clemente XII, quien en 1732 convocó a concurso para una nueva fuente en lugar del edificio previamente existente, diseñado por Leon Battiste Alberti en 1435. Se abastece de agua suministrada por un acueducto erigido en el 19 a.C., que alimenta también de agua a la fuente de la Barcaccia al pie de la Plaza de España. 

Antes de Clemente XII, el papa Urbano VIII, a principios del siglo 17, pretendía reconstruir la Fontana di Trevi, pero el gran proyecto de Giovanni Lorenzo Bernini no se concretó debido a los elevados costos de inversión.

La nueva versión fue diseñada por Niccolo Salvi y se trabajó en ella de forma intermitente en los años 1735-1776. La forma de esta fuente barroca se asemeja a la fachada de un edificio, tiene 20 m de ancho y 26 m de alto. 

Las figuras centrales de la fuente son Okeanos y dos tritones, que simbolizan Castor y Pollux. La deidad de los océanos viaja en un carro enjaezado por dos hipocampos (híbridos caballo-pez), uno de los cuales está tranquilo, guiado por un tritón a la derecha, mientras que el tritón a la izquierda intenta domesticar al inquieto caballo. Simbolizan dos estados diferentes del mar (silencio y tormenta). 

Las cuatro estatuas de la balaustrada simbolizan las cuatro estaciones. En los nichos adyacentes hay figuras femeninas, alegorías de la salud y la abundancia.

La leyenda relaciona el nombre de la fuente con Trevia, una virgen que descubrió la fuente de agua utilizada en la construcción del acueducto, por lo que el agua suministrada por este acueducto a la fuente se llama “Acqua Virgo” (Agua Virgen).+