Viernes 2 de diciembre de 2022

La Red Clamor pidió no ser indiferentes ante la grave situación de los migrantes venezolanos

  • 3 de agosto, 2017
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
La Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas (Clamor) dio a conocer un comunicado, fechado el 2 de agosto, firmado por el presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del Celam, monseñor Gustavo Rodríguez Vega; el presidente de Cáritas América Latina y el Caribe, monseñor José Luis Azuaje; y la secretaria general de la CLAR, la religiosa colombiana Luz Marina Valencia, en el que expresan su preocupación ante la grave situación de los migrantes venezolanos que en los últimos tres años ascendería a 2,5 millones de personas. "De ser tierra de acogida, Venezuela se convirtió en tierra de despedidas", denuncia la Red latinoamericana.
Doná a AICA.org
La Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas (CLAMOR) dio a conocer un comunicado, fechado el 2 de agosto, firmado por el presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del Celam, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, arzobispo de Yucatán (México); el presidente de Cáritas América Latina y el Caribe, monseñor José Luis Azuaje, obispo de Barinas (Venezuela); y la secretaria general de la CLAR, la religiosa colombiana Luz Marina Valencia, en el que expresan su preocupación ante la grave situación de los migrantes venezolanos que en los últimos tres años ascendería a 2,5 millones de personas, según un informe de la Fundación Asylum Access, presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

"De ser tierra de acogida, Venezuela se convirtió en tierra de despedidas", denuncia la Red latinoamericana.

En el marco de la grave situación del pueblo migrante venezolano, la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas, Clamor, realizó una declaración, donde expresa su posición ante la dura situación que viven los hermanos y hermanas de Venezuela y hace un llamado potente a la misericordia en el continente.

La red Clamor -integrada por 17 organizaciones de la Iglesia latinoamericana? expresa su solidaridad con el pueblo venezolano, "nación que en los actuales momentos vive una crisis humanitaria, caracterizada por la escasez de medicinas y alimentos, el colapso de los servicios públicos, la inflación más alta del mundo, violencia desbordada y graves violaciones a los derechos humanos, que en los últimos días ha dejado un saldo de más de un centenar de muertos", señalan.

Esta situación añade el comunicado creó "un clima de tensión y anarquía, con sus peligrosas consecuencias", como ha denunciado la Conferencia Episcopal Venezolana en su Mensaje Urgente del 12 de julio pasado. En consecuencia, la Red destaca que miles de venezolanos y venezolanas se han visto forzados a salir "en una diáspora sin precedentes en la historia democrática de este país".

El comunicado señala que en el primer trimestre de 2015 entraron como trabajadores temporales 9.456 venezolanos a Colombia, En Argentina en el primer semestre de 2015 ingresaron 2.772, Chile destacó con 10.815 visas concedidas a venezolanos desde 2005 a 2014. En Centroamérica, el Servicio Nacional de Migración de Panamá recibió 2.475 permisos de residencias hasta mayo de 2016. Al norte de Brasil, en Boa Vista (Roraima), este año, la policía federal recibió 7.907 solicitudes de refugio de venezolanos.

Además, según la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), "en los últimos 5 años ha habido un incremento de 228% de solicitudes de asilo en todo el mundo por parte de venezolanos y venezolanas".

El drama que viven los migrantes venezolanos no puede esperar, exhorta el comunicado de la Red Clamor. "Cada vez es más frecuente ver en las calles de nuestros países a venezolanos, en su gran mayoría jóvenes, como vendedores informales, deambulando por las calles e incluso pidiendo limosna".

Asimismo, la Red Clamor denuncia que "en muchos países de tránsito y recepción están siendo víctimas de tráfico de migrantes y trata de personas, esclavitud sexual y explotación laboral, en gran parte de los casos, por no tener documentación".

La Red ratifica su compromiso en el acompañamiento de los venezolanos en situación de migración, para "hacer escuchar sus clamores y caminar con ellos hacia la conquista de una vida mejor" y al mismo tiempo el comunicado de la Red Clamor hace un llamado a los Gobiernos del continente "hacia la apertura, a no ser indiferentes ante el sufrimiento de quienes han dejado todo, a tender puentes, a construir una política migratoria y programas específicos como respuesta humana, justa y fraterna".

De igual forma, invita a todos los hombres y mujeres de buena voluntad ?particularmente a los cristianos? a la solidaridad y a la hospitalidad: "Escuchemos el clamor del pueblo sufriente de Venezuela, promoviendo la cultura del encuentro frente a la cultura del descarte. Misericordia frente a la indiferencia".

La Red Clamor nuclea a las siguientes organizaciones: Departamento de Justicia y Solidaridad del Celam; Secretariado Latinoamericano y Caribeño de Cáritas; Conferencia Latinoamericana de Religiosos y Religiosas CLAR; Red Un Grito por la Vida; Instituto chileno de Migración; Instituto de Migraciones y Derechos Humanos del episcopado brasileño; Departamentos de Movilidad Humana de Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe; Servicio Jesuita para Refugiados; Red Jesuitas con Migrantes; Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica ALER; Padres Scalabrinianos; Hermanas Scalabrinianas; Familia Franciscana; Padres Salesianos; Hermanas del Buen Pastor; Hermanas Adoratrices; Hermanas de San Juan Evangelista.+