Jueves 13 de junio de 2024

La Pastoral Social del NOA pide que 'no falte el trabajo'

  • 1 de mayo, 2024
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
En un mensaje por el Día del Trabajador, insta a las autoridades nacionales y provinciales a "revisar las políticas públicas que atenten contra el mantenimiento y la seguridad del empleo genuino".
Doná a AICA.org

El Equipo de Pastoral Social del Noroeste Argentino (NOA) instó a las autoridades nacionales y provinciales a “revisar las políticas públicas que atenten contra el mantenimiento y la seguridad del empleo genuino".

También bregó para que "el camino a seguir sea constructivo, con elaboración de planes y proyectos de gobierno que generen nuevos y numerosos puestos de trabajo duraderos, bien pagos y que dignifiquen al trabajador. 

"Consideramos necesario recrear y que se promueva la cultura del trabajo en nuestros ámbitos del NOA, como medio de realización personal y de ascenso social", subrayó el equipo en el mensaje por el Día del Trabajador.

Asimismo, recordó lo que el Papa Francisco subrayaba en su mensaje a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2021: “Un nuevo futuro del trabajo tiene que estar fundado en condiciones laborales decentes y dignas, que provenga de una negociación colectiva, y que promueva el bien común".

El Equipo de Pastoral Social regional expresó, en esa línea, su más ferviente anhelo de que “en el bendito suelo argentino no falte el trabajo”, e hizo llegar una salutación fraternal a todos los trabajadores de la región NOA y su solidaridad para “con los hermanos que quedaron sin trabajo por los despidos recientes”.

Texto del mensaje
Este 1° de mayo de 2024 se celebra el Día Internacional del Trabajador en tiempos en que nuestra Patria transita un cambio de paradigma político y económico desde diciembre del año 2023. El Día del Trabajador es ciertamente un día de festejo, pero en las concretas circunstancias de la vida cotidiana es un día también de inquietante, preocupante y esperanzada reflexión. Preocupante por la ola de despidos de trabajadores, que parece no tener fin, inquietante porque no sabemos con certeza hacia dónde nos dirigimos en la cuestión laboral y esperanzada porque si nos damos una mano entre todos, superando los interese mezquinos y las ideologías podremos encontrar soluciones razonables, factibles y a largo a plazo.

La situación social es compleja y de cambios profundos donde uno de los ejes principales del ajuste económico atraviesa y afecta a la clase trabajadora de nuestro país. En este marco general, nos preocupa, duele y causa inquietud los cientos de trabajadores del estado nacional y de la actividad privada que han sido despedidos en cada una de nuestras provincias del NOA. 

Recordamos en esta reflexión algunos principios que han de motivar nuestros esfuerzos superadores, a saber, que el trabajo no es ante todo una mercancía, su valor no le viene en primer lugar de la ganancia económica, sino de la persona que lo realiza; que detrás de cada puesto de trabajo hay una persona humana con deberes y derechos y posiblemente una familia que está a su cargo; que en el centro de la economía social y humanista están las necesidades básicas de la persona y no los números; que en una sociedad organizada el estado no puede desentenderse de regular para que haya una distribución equitativa de las cargas y beneficios y de que no se puede dejar todo en manos del mercado. 

A las autoridades nacionales y provinciales los instamos a revisar las políticas públicas que atenten contra el mantenimiento y la seguridad del empleo genuino, al contrario, en aras al bien común bregamos para que el camino a seguir sea constructivo con elaboración de planes y proyectos de gobierno que generen nuevos y numerosos puestos de trabajo duraderos, bien pagos y que dignifiquen al trabajador. 

Por otra parte, consideramos necesario recrear y que se promueva la cultura del trabajo en nuestros ámbitos del NOA como medio de realización personal y de ascenso social. Como expresara nuestro Papa Francisco en su mensaje a la OIT en el año 2021 un nuevo futuro del trabajo tiene que estar “fundado en condiciones laborales decentes y dignas, que provenga de una negociación colectiva, y que promueva el bien común", logrando, en definitiva, que el trabajo sea verdadera y esencialmente humano. 

Finalmente, en este 1° de mayo queremos expresar nuestro más ferviente anhelo de que en nuestro bendito suelo argentino no falte el trabajo, hacer llegar una salutación fraternal a todos los trabajadores de la región NOA, y nuestra solidaridad con los hermanos que quedaron sin trabajo por los despidos recientes. Solicitamos a toda la Comunidad eclesial, que además de rezar fervientemente por los trabajadores, veamos los modos en que podamos contener a los hermanos que se han quedado sin trabajo.+