Sábado 4 de febrero de 2023

La pastoral carcelaria de San Isidro invita a armar el pesebre de quienes más lo necesitan

  • 14 de diciembre, 2022
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
La campaña se enmarca dentro del Programa FE, que invita a comprometerse con la solidaridad alrededor del pesebre, como forma de adentrarnos de un modo aún más hondo en la preparación de la Navidad.
Doná a AICA.org

Armar el pesebre es construir decididamente el camino hacia la Navidad. Durante el tiempo de Adviento, armamos el pesebre en nuestras casas, como forma de adentrarnos de un modo más hondo en la preparación de la Navidad. Pero también, con nuestros gestos y con nuestra solidaridad, podemos armar el pesebre en el corazón de aquellos que más lo necesitan.

Ser solidario y pensar en el otro también es indispensable para disponer el corazón para el nacimiento de Jesús. Por eso, desde la Pastoral Carcelaria de la diócesis de San Isidro se invita a colaborar, para que las personas privadas de libertad también puedan recibir un pesebre y disponer el corazón para el nacimiento de Jesús.

Santiago, detenido en el Penal 47 de San Martín, explica que para él “la Navidad significa una mezcla de emociones”. “Es un mes en el que, si no te tomás fuerte de la mano de Jesús y de la fe, se hace bastante complicado. Tenés miles de recuerdos de la última vez que estuviste en la mesa un 24 de diciembre, es el mes de querer estar en comunión con Dios, es un mes en el que extrañás, es un mes en el que pensás que es un año que se termina, un año más cerca de la libertad. Es un mes en paz, es un mes en Dios, de lágrimas y de alegrías, es un mes más para salir adelante”.

La campaña se enmarca dentro del Programa FE, que invita a comprometerse en la solidaridad alrededor del pesebre como forma de adentrarnos de un modo aún más hondo en la preparación de la Navidad.

“La Navidad es el tiempo oportuno para descubrir que Dios está entre nosotros. No está escondido. Dios está visible y, en estos tiempos, muy visible, porque Dios está en cada pobre y enfermo, en cada familia sin vivienda o sin trabajo, en cada hermana o hermano necesitado”, subraya el arzobispo de Mercedes, Jorge Eduardo Scheinig.

Monseñor Andrés Stanovnik OFM Cap, arzobispo de Corrientes, indica que en Navidad Dios quiere estar cerca: “Ese Dios es Jesús, que vino en la humildad de nuestra condición humana, que está y viene continuamente en su palabra, en su pan, en tu hermano y tu hermana, pero sobre todo en el más pobre y abandonado”.

Con nuestros gestos y con nuestra solidaridad, también armamos el pesebre en el corazón de aquellos que más lo necesitan. Para colaborar con la misión de la Iglesia en esta Navidad, ingresá en la página del Programa FE. +