Lunes 24 de enero de 2022

La muestra "Guardia Suiza" sale de gira por la Argentina

  • 28 de agosto, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
A raíz del éxito de público que tuvo la exposición "La Guardia Suiza y el Santo Padre" en la catedral metropolitana de Buenos Aires, la muestra se podrá ver en distintos puntos del país. Con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la Nunciatura Apostólica y la Embajada de Suiza, desde ayer y hasta el 13 de septiembre, de lunes a viernes de 16 a 20, puede visitarse en el Colegio del Salvador (Callao 542, Buenos Aires). A partir del 24 de septiembre, a las 17, podrá verse en la catedral de La Plata; el 5 de noviembre llegará al Colegio de la Inmaculada Concepción en la ciudad de Santa Fe; y desde el 20 de noviembre estará en la provincia de Tucumán, primero en la ciudad capital y unos días después en Famaillá.
Doná a AICA.org
A raíz del éxito de público que tuvo la exposición "La Guardia Suiza y el Santo Padre" en la catedral metropolitana de Buenos Aires, la muestra se podrá ver en distintos puntos del país.

A partir de ahora, esta muestra -traída y diseñada completamente en el Vaticano y en Suiza- comienza a recorrer distintos puntos de la Argentina.

Con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la Nunciatura Apostólica y la Embajada de Suiza, desde ayer y hasta el 13 de septiembre, de lunes a viernes de 16 a 20, puede visitarse en el Colegio del Salvador (Callao 542, Buenos Aires).

A partir del 24 de septiembre, a las 17, podrá verse en la catedral de La Plata; el 5 de noviembre llegará al Colegio de la Inmaculada Concepción en la ciudad de Santa Fe; y desde el 20 de noviembre estará en la provincia de Tucumán, primero en la ciudad capital y unos días después en Famaillá.

La muestra tiene como objetivo acercar al público un poco más a la historia y labor de este Ejército de Elite que tiene más de 500 años de existencia y al que se le encomienda proteger la vida del Papa.

Se trata de 17 paneles, 4 gigantografías, 1 panel para fotos y 3 vitrinas con objetos de la Guardia, que trazan un recorrido sobre la esencia de la Guardia Suiza.

Los Uniformes más famosos del mundo
Los uniformes de los guardias suizos son los trajes militares más famosos del mundo, y son contemporáneos de los extraordinarios monumentos del Vaticano. Los colores aluden al escudo de armas del Papa Julio II y de los Médicis.

Aunque dicen que su diseñador habría sido el propio Miguel Ángel, quien realmente diseñó el actual uniforme fue Jules Repond, un comandante de la Guardia Suiza, a principios del siglo XX. Para ello se inspiró, entre muchos documentos históricos, en un fresco de Rafael.

Cada uniforme está hecho a medida y es usado solamente por un Guardia.

El morrión, de origen español, era un casco usado por todos los ejércitos europeos en los siglos XVI y XVII. Las plumas de avestruz son rojas para los alabarderos, amarillas y negras para los tamborileros, púrpura para los oficiales y blancas para el sargento mayor y el comandante de la Guardia. El diseño del roble grabado es una copia del emblema familiar "della Rovere" del Papa Julio II.

La guardia hoy
El ejército más pequeño del mundo tiene tan sólo 110 soldados para defender las 44 hectáreas de terreno del Vaticano, pero sobre todo, para mantener la seguridad del Papa.

Se confían las llaves del Vaticano y del Palacio Apostólico a la Guardia Suiza Pontificia. Ello requiere discreción, vigilancia y una perfecta organización. En 500 años, el ejército del Vaticano siempre se ha mostrado leal y neutral sin ejercer la mínima injerencia.

Los Guardias suizos son los «guardaespaldas» del Papa reinante hasta el día de su funeral. Ellos son, pues, los únicos que custodian permanentemente, hasta el final, el cuerpo del Papa difunto. Luego, protegen a los cardenales y al cónclave.

La ceremonia de juramento de los nuevos Guardias tiene lugar todos los años el 6 de mayo, aniversario del saqueo de Roma.

El juramento se hace en alemán, francés, italiano o romanche. Al juramento asisten representantes de las autoridades suizas y vaticanas. Los tres dedos en alto aluden a la Santísima Trinidad: en Suiza, esta costumbre se remonta a la fundación de la Confederación en 1291.

Los Guardias suizos no son mercenarios privados. De acuerdo con la neutralidad suiza, poseen el estatus de Cuerpo Policial Extranjero.

Siendo los guardias suizos unidades militares de élite, la competencia para convertirse en uno de ellos es muy grande y deben cumplirse una serie de requisitos básicos: ser varones solteros, tener un mínimo de 1,74 m de estatura, su edad debe ser entre 19 y 30 años, poseer título profesional o grado de secundaria, ser católicos, ciudadanos suizos y haber completado la instrucción en la Fuerzas Armadas de la Confederación Helvética con certificado de buena conducta.

Una vez que son aceptados deben mantener una excelente condición física y además deben aprender a utilizar armas, desde espadas hasta pistolas 9mm modernas y ametralladoras. También se les instruye en defensa personal, combate cuerpo a cuerpo, seguridad, movimientos tácticos y técnicas anti-terrorismo.+