Miércoles 29 de septiembre de 2021

La Iglesia de San Martín tuvo su asamblea diocesana y eligió sus "sueños" a cumplir

  • 20 de noviembre, 2019
  • San Martín (Buenos Aires)
La comunidad diocesana de San Martín se reunió el sábado 16 de noviembre
Doná a AICA.org

Como conclusión de un largo trabajo pastoral, la diócesis de San Martín tuvo el sábado 16 de noviembre en el colegio Cristo Rey, de Caseros, su asamblea diocesana, que reunió a más de mil personas con el objetivo de compartir experiencias, escucharse y trabajar juntos por la diócesis.



Durante la jornada se elaboraron las conclusiones a las que arribó la encuesta al Pueblo de Dios, realizada a más de 10.0000 personas que aportaron su visión de la vida cotidiana y de la Iglesia. Las respuestas fueron duras e invitaron a la reflexión sobre la realidad que se vive.



En los cinco diferentes decanatos se desarrollaron preasambleas donde, mediante distintas formas e ideas, se presentaron propuestas para poder iluminar dichas situaciones.



De todos esos encuentros y con el material en mano, se pensó en establecer siete “sueños”, como faros para el camino pastoral, y las acciones concretas para llevarlos adelante.



En primer lugar, se planteó que la Iglesia diocesana “vuelva siempre al Evangelio”, para ser testimonio vivo de Jesús; además, que “sea inclusiva y abierta”, para “recibir la vida como viene”. En tercer lugar, que “salga al encuentro”, con una constante misión “en salida”; y que “sea cercana con los que sufren”, especialmente los pobres, desocupados y enfermos.



Otros de los sueños son: Que la Iglesia de San Martín “escuche a todos” con humildad y entendimiento; que viva “en comunión alegre y viva”, con comunicación interna y externa; y que “madure su fe” con formación, oración, espiritualidad y capacitación.



En la jornada del sábado hubo un tiempo de iluminación, luego se dio paso a un momento de oración junto a la Virgen de Lourdes, patrona de la diócesis, y finalizada la oración se mostró una obra de teatro con escenas de la vida parroquial, una parodia de la Iglesia diocesana que generó risas e introspección. Para terminar, el obispo, monseñor Miguel Ángel D’Annibale, dio un mensaje sobre la sinodalidad, el camino recorrido hasta llegar a la asamblea diocesana y las pautas de trabajo del día.



Divididos en grupos, previamente organizados, los presentes tuvieron la tarea de profundizar sobre los sueños y pensar nuevos caminos para poder llegar a ellos. Guiados por un equipo de coordinadores, cada grupo pudo expresarse y contemplar las distintas realidades que atraviesa la diócesis.



En la mitad de la tarde, tuvieron un pequeño receso en el que pudieron compartir algo rico y sobre todo la charla entre las comunidades que no tienen contacto tan frecuente, para regresar luego al salón principal, donde junto al Santísimo Sacramento expuesto en el altar por el obispo auxiliar, monseñor Han Lim Moon se dispusieron a elegir tres sueños de los siete establecidos. Allí, frente a Jesús vivo, en un momento de discernimiento pastoral, se optó por los sueños que consideraron más importantes para este tiempo.



De la votación participaron 785 personas, y los más votados fueron: Que la Iglesia diocesana vuelva siempre al Evangelio; madure su fe; sea inclusiva y abierta.



Todo lo trabajado durante el año de asamblea se tendrá en cuenta, y todos los sueños serán llevados a la práctica, aunque los tres más elegidos serán prioridad durante el cuatrienio 2020-2024.



La jornada culminó con la celebración de la misa, a la que asistieron los intendentes de San Martín -Gabriel Katopodis- y Tres de Febrero -Diego Valenzuela-. Como parte de las ofrendas se presentaron las ideas tomadas de los grupos para establecer los caminos para llegar a los sueños.



Allí se dio a conocer el resultado que ante un fuertísimo aplauso, generó alegría y esperanza de una Iglesia que con sus aciertos y desaciertos quiere llevar el amor de la Palabra a todos con la fuerza del Espíritu Santo.



Monseñor D’Annibale hizo mención de la asamblea en su reflexión semanal sobre el Evangelio: “Ayer tuvimos nuestra asamblea diocesana, elegimos nuestras líneas pastorales. Estoy muy contento con todo lo que vivimos, feliz por el espacio que pudimos construir, y contento de que podamos, como diócesis, caminar sabiendo que el Señor nos sostiene, y nunca nos desanima en el camino”.+