Sábado 4 de febrero de 2023

La comunidad de "Entretiempo" celebró los 20 años de vida evangelizadora

  • 28 de octubre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Con una misa en la catedral porteña, se conmemoró el 20° aniversario del nacimiento de la comunidad impulsada exclusivamente por laicos y que trascendió las fronteras locales y nacionales.
Doná a AICA.org

La Comunidad de Entretiempo celebró el jueves 27 de octubre en la catedral metropolitana de Buenos Aires, el 20° aniversario del comienzo de una obra llevada adelante por laicos, que no paró de crecer y difundirse a otras diócesis e incluso cruzar las fronteras del país para ofrecer retiros espirituales para hombres y mujeres en la mitad de sus vidas y para personas mayores de 60 años.

El primer Entretiempo para varones se hizo en Buenos Aires del 25 al 27 de octubre de 2002 y el equipo de organización tenía 7 miembros: Sean Henry, Andrés Vallarino, Damián Martínez Lahitou, Alejandro Signorelli, Gabriel Lacruz, Rodrigo Fernández Madero y Fray Rafael Cúnsulo OP.

Desde aquel lejano 2002 hasta hoy Entretiempo no ha parado de crecer. Cuando termine este 2022 Entretiempo habrá sumado cerca de 700 retiros y más de 15 mil personas que realizaron sus retiros espirituales.

La Eucaristía fue presidida por el obispo auxiliar y vicario general de la arquidiócesis porteña, monseñor Enrique Eguía Seguí; y concelebrada por los presbíteros Jorge Junor; Enrique Saguier Fonrouge; Marcelo Pettinaroli y Mario Miceli, todos ellos asesores espirituales y acompañantes de los retiros de la comunidad de Entretiempo.

El templo catedralicio estaba colmado por cientos de miembros (varones y mujeres) que forman y formaron parte de la comunidad desde sus inicios. Un numeroso coro, también conformado por entretiempistas, guió con el canto la festiva Celebración Eucarística.

En la homilía, monseñor Eguía, quien es también asesor espiritual de Entretiempo, destacó el hecho de “celebrar 20 años de un servicio pastoral, un servicio evangelizador, no solamente es una gran alegría, sino que es tomar conciencia de un gran aporte a la historia rica de la evangelización en la ciudad de Buenos Aires”.

Asimismo, el prelado destacó el fuerte servicio de los laicos en torno a los retiros espirituales en la ciudad, que hicieron posible el encuentro de miles de personas con Jesús en estos espacios”.

"Esta celebración de los 20 años no es solo celebrar la alegría de una tarea evangelizadora en una comunidad vinculada entorno al amor de Jesús, sino es tomar conciencia que Entretiempo forma parte de esta rica historia evangelizadora y misionera en Buenos Aires. Entretiempo despliega sintéticamente un Kerigma trinitario, un anuncio trinitario sostenido en tres pilares: La parábola del Hijo pródigo, del Buen Samaritano y la renovación de las promesas bautismales para continuar el camino con una nueva vida bajo el impulso y el soplo del Espíritu Santo”.

Finalizando la homilía, monseñor Eguía invocó a Mama Antula y al Cura Brochero, ambos patronos de esta comunidad, “para que nos ayuden a continuar dando este servicio que acompaña a tantos a reencontrarse con Cristo y con el compromiso solidario a sus hermanos y así dar un sentido pleno a su vida”.

Luego de la Comunión, en el momento de la Acción de Gracias, varios entretiempistas compartieron sus recuerdos y testimonios.  También se leyó el mensaje que envió el presbítero Oscar Fabré, uno de los asesores espirituales, quien destacó que “Entretiempo es un enorme abrazo de Dios misericordioso; un verdadero nacimiento en la mitad de la vida que nos lleva a jugar el segundo tiempo con Jesús que habita en nuestros corazones”.

Victoria Díaz Lynch de Campolongo, señaló: “Para mi Entretiempo es volver a ubicarse en la Misericordia de Dios.”

Luego, Magdalena Carbonell de Fernández Madero: “Hace 20 años, en casa llegó Entretiempo para quedarse. Miro estos 20 años y veo tantos retiros. Tantos cierres de entretiempo, tanta Gracia. Tuve la enorme suerte también de poder crecer en mi Fe dentro de la comunidad de mujeres lo que también me permite encontrar a Dios en ellas. Celebro estos 20 años. Admiro profundamente como Dios nos va guiando en este camino.”

Seguidamente, Javier Castiglione, señaló: “Entretiempo es un retiro que pretende conducir a un grupo de laicos al encuentro con un Cristo vivo, un Cristo que ha estado actuando en la vida de todos nosotros desde antes que lleguemos y seguirá haciéndolo después”. Este es el sentido de este retiro. Que nos podamos encontrar con un Jesús vivo actuando en nuestras propias realidades, y a partir de allí completar un triple encuentro: con Dios, con los demás y consigo mismo”.

Por su parte, Gustavo Tubio, entretiempista y periodista de Canal 13 y TN compartió su testimonio y su experiencia de vida a partir de su retiro: "Llegué a Entretiempo en el año 2013. Y desde ese día esta comunidad se ha convertido en parte importante de mi vida. Aquí me reencontré con la fe que había descuidado y me ayudó a ver la vida con otros ojos. En Entretiempo uno aprende a valorar lo verdaderamente importe de la vida que nada tiene que ver con lo material. "Cuando Jesús golpea la puerta de tu corazón ya no te podés hacer el tonto". Esta frase, entre otras, se la escuché a uno de los grandes amigos/hermanos que encontré en esta comunidad y resume, perfectamente, el espíritu de Entretiempo. Feliz cumpleaños ET. Por muchos más".

Finalizada la Misa, los participantes se trasladaron a los jardines de la Curia de Buenos Aires donde compartieron un ágape fraterno.+