Viernes 3 de febrero de 2023

Monseñor Ojea participó de la fiesta de la Virgen de Río Blanco y Paypaya

  • 11 de octubre, 2022
  • Jujuy (AICA)
El presidente del Episcopado, monseñor Oscar Vicente Ojea, acompañó a la comunidad jujeña en la fiesta de esta advocación mariana. "Le pedimos a la Virgen que nos enseñe a agradecer", resaltó.
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro y presidente del Episcopado argentino, monseñor Oscar Vicente Ojea participó de la peregrinación al santuario de la Virgen de Río Blanco y Paypaya en Jujuy. Allí celebró una misa junto con el obispo de la diócesis jujeña, monseñor César Daniel Fernández; el Pbro. Germán Maccagno, sacerdotes y seminaristas.

Escoltando la entrada de la Virgen del Rosario al campo central, donde una multitud de personas esperaban con sus pañuelos blancos como cada domingo de octubre, el titular de la CEA animó a mirar a María y pedirle que “nos enseñe a ser agradecidos como aquel leproso del Evangelio que regresó y postrándose a los pies de Jesús, le dio las gracias por haberlo sanado”.

“Hoy venimos ante la Virgen, de tantos pueblos y barrios del interior, comunidades, a darle gracias”, dijo el prelado, quien dijo que “a veces como vivimos un mundo tan agresivo y tan individualista nos olvidamos de pequeñas cosas que son fundamentales en la vida cotidiana: dar gracias, pedir perdón, pedir permiso”.

Monseñor Ojea resaltó: “Me llevo una impresión extraordinaria de la fe del pueblo jujeño, de todas las edades, de todas las familias” y en esa sintonía, el presidente de la CEA manifestó: “Queremos darle gracias a Dios por la familia, que como decía San Juan Pablo II, es la escuela de todas las virtudes, la primera escuela, la escuela del amor”.  “Le pedimos a la Virgen que nos enseñe a agradecer. Confiemos en ella, en su mirada”, dijo el obispo de San Isidro.

Luego de la misa, el prelado se acercó a saludar y bendecir a los fieles y recordó que “bendecir quiere decir bien, y cuando Dios nos da una bendición ilumina nuestro corazón verdaderamente. Y cuando decimos, ‘que Dios me bendiga’, estamos necesitando que Dios me diga que me quiere una vez más. El Señor nos quiere decir que nos quiere cuando nos bendice cada vez y es maravilloso que el pueblo jujeño tenga este sentido de la bendición”.

Los presentes agradecieron la presencia de monseñor Ojea y en representación del Episcopado argentino, ya que “es de gran significancia para la Iglesia de Jujuy, siendo este mes, muy especial por el regreso de las peregrinaciones a Río Blanco luego del confinamiento”, destacaron.

Para escuchar la homilía completa ingresar aquí.+