Martes 4 de octubre de 2022

La Acción Católica porteña pide que la economía no olvide a los más vulnerables

  • 14 de febrero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
En sintonía con el mensaje de la pastoral social, "La deuda externa y las deudas sociales", la Acción Católica pidió "que los problemas estructurales de la economía no se olviden del rostro humano".
Doná a AICA.org

La Acción Católica de Buenos Aires emitió un comunicado titulado "Que los problemas estructurales de la economía no se olviden del rostro humano", en el que expresa su preocupación por la población más vulnerable, para quienes pide "auxilio, defensa y protección".

En línea con la exhortación al compromiso de la dirigencia con una ética de la solidaridad, de la educación y el diálogo social de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, en el marco de su comunicado  “La deuda externa y las deudas sociales”, la Acción Católica de Buenos Aires manifestó su preocupación "para que  la economía no se olvide del rostro humano, honrando los compromisos con la deuda externa, aunque siempre dando primacía al auxilio, defensa y protección de la población más vulnerable".

Tal como indica la Pastoral Social en su comunicado, la AC pide “que no se asfixie la economía de nuestro país” y desea fervientemente que “nuestra Patria se asuma como protagonista de su propio destino para definir el propio desarrollo cultural, civil, social y económico, de modo de poder construir y afianzar un modelo que tenga como eje central la producción y el trabajo con justicia y paz".

En este aspecto, elevan sus oraciones a Dios "para reconstruir nuestro país con un programa de vida que no desanime a las autoridades gubernamentales para que resulte siempre humanizado".

“Desde nuestra entidad –continúa la AC porteña- conscientes de que Jesús nos envía a difundir y consolidar el Evangelio, ponemos de nuestra parte la  voluntad de trabajar desde el ámbito de nuestro accionar, sin desánimo ni cobardía, ni cansancio, en pos de hacer el bien. Sabemos que el corazón y la razón que acuden a Dios no nos abandonarán, por lo que imploramos su bendición para que nos sostengan y nos hagan fuertes para enfrentar las dificultades y mitigar los dolores de nuestra comunidad, sectores sociales, eclesiales y familiares donde nos desempeñamos.”

Y citando el Evangelio de Lucas 9,23, recuerdan las palabras de Jesús: "Si alguno quiere seguir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame”. En este aspecto, recalcan que "optar por la abnegación significa dejar de lado el egoísmo propio y, sin pensar en los demás, querer todo para sí y buscar solo el propio bien. Entonces, la abnegación es el camino para el amor. Y no hay amor mientras nos separamos de nuestros hermanos desocupados, pobres, con bajos salarios, enfermos, niños y ancianos abandonados".

Suscriben este comunicado Ana María Pérez Bodria, presidenta; Rafael Iglesias, vicepresidente primero, y Andrea Fabiola Kaskonas, vicepresidenta segunda, responsables y miembros de las áreas que integran la entidad, “con una espiritualidad abierta que integra fe y conciencia, en diálogo con la realidad y con la humildad del servicio que caracteriza a San José".+