Jueves 26 de mayo de 2022

La Acción Católica porteña ofrece propuestas ecológicas a las parroquias

  • 24 de enero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Luego del convenio firmado por la ACA Nacional con Parques Nacionales, la institución porteña manifiesta su adhesión con propuestas ecológicas para las parroquias.
Doná a AICA.org

Luego del convenio de Parques Nacionales con el Consejo de la Acción Católica Argentina (ACA), la ACA porteña manifestó su adhesión e informó que está elaborando un proyecto destinado al cuidado de la “casa común”, con el Consejo Arquidiocesano de Buenos Aires. La propuesta consistiría en acercarse a las parroquias para conformar un programa de cuidado del medio ambiente.

Ya la institución local puso en marcha un sistema de protección ambiental, al suprimir el uso de material contraproducente en sus encuentros. En esta oportunidad, su fin es cumplir, en conjunto con las parroquias, actividades orientadas a revertir problemas ecológicos, a la conservación del patrimonio y al cuidado del turismo responsable, entre otras acciones educativas.

La presidenta, Ana María Pérez Bodria, el vicepresidente primero Rafael Iglesias, y la vicepresidenta segunda, Andrea Fabiola Kaskonas, inspirados en la encíclica Laudato si’, remarcaron su deseo de contribuir a “transformar el corazón de la Iglesia”. Por eso, se disponen a “acompañar y servir a los párrocos, haciendo cuanto sea necesario, como católicos responsables, para que recobremos juntos a esta sociedad actual en la que prima la crisis social y ecológica sin precedentes”, expresaron.

Además, agregaron que "ante quienes están sumidos en la pobreza y frente a la pérdida de la riqueza cultural, asumimos el compromiso de dar prioridad al desarrollo humano afectado por la disrupción ecológica, ya que, de no trabajar con empeño, recaerán más aún los más vulnerables de nuestras comunidades y del planeta”.

Y concluyeron: “No queremos apartarnos del reclamo del Papa que nos insta a adoptar estilos de vida sostenibles, profundizar la espiritualidad para escuchar el clamor de la tierra y de los pobres, asegurar a las generaciones futuras su derecho a una vida digna y terminar de una vez con la lamentable cultura del descarte”.+