Martes 29 de noviembre de 2022

La 33ª "Pere" reunió a más de 200 jóvenes en honor de la Virgencita

  • 7 de septiembre, 2022
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
Luego de dos años de pandemia y con el lema "Volver a Vos", el domingo 4 de septiembre se desarrolló en la diócesis de San Francisco la "Pere" juvenil hacia el santuario de la Virgencita.
Doná a AICA.org

Con el lema: “Volver a Vos”, el domingo 4 de septiembre, la Iglesia joven de San Francisco volvió a peregrinar al santuario de la “Virgencita” en Villa Concepción del Tío

Los años de la pandemia habían impedido la peregrinación a pie que desde hace 33 años organiza la Pastoral Juvenil de la diócesis. Este año, el Equipo diocesano de la Pastoral de Jóvenes puso mucho empeño en retomar la “Pere”, en la que 230 jóvenes recorrieron los siete kilómetros entre la localidad de “El Tío”, sobre la Ruta 19 y el Santuario mariano. Se sumaron también muchas familias. Por eso, la “33 Pere” tuvo un carácter festivo y familiar.

Durante la primera parte del trayecto, los jóvenes meditaron los misterios gloriosos del Rosario, correspondientes al domingo. Después de una parada para descansar, conocerse y reponer fuerzas, los peregrinos encararon la última parte del trayecto entre catequesis, cantos y expresiones de alegría juvenil. Los acompañó un día primaveral, de temperaturas agradables y una leve brisa que hacía pensar en la caricia maternal de la Virgencita.

Como es tradición, la columna de jóvenes fue precedida por la Cruz de San Damián y una imagen de la Inmaculada Virgencita Peregrina. Los Scouts, los Bomberos y la Policía acompañaron también a los jóvenes brindando seguridad en una ruta muy transitada.

El obispo diocesano y varios sacerdotes acompañaron también a los peregrinos, que aprovecharon la caminata para celebrar el sacramento de la Reconciliación o sencillamente conversar con sus pastores. 

Al arribar al pueblo y al santuario, los peregrinos fueron recibidos por la Banda Lisa del Colegio Inmaculada de Fasta. Como ya es costumbre, el ingreso de los jóvenes al santuario fue una fiesta de color, alegría y fe. Culminó con un momento muy intenso de oración ante la venerada imagen de la “Virgencita” que, desde hace más de 300 años, espera a los peregrinos en esta casa común, verdadero corazón y centro espiritual de la Iglesia diocesana de San Francisco.

Pasado el mediodía, los jóvenes compartieron el almuerzo en la plaza del pueblo y, a partir de las 15.30 volvieron al Santuario para un nuevo momento de oración que culminó con la celebración de la Eucaristía dominical, presidida por el obispo, monseñor Sergio Buenanueva y concelebrada por numerosos sacerdotes de la diócesis.

En su homilía, el obispo comentó el Evangelio del domingo 23 del tiempo ordinario, resaltando que Jesús, como a aquellos peregrinos que lo acompañaban en su camino a Jerusalén, también a cada uno de los jóvenes dirige la misma e incisiva provocación a seguirlo, con un amor grande en el corazón, dispuestos a amar hasta la entrega de la vida como Él mismo. 

El obispo señaló que, en esta hora difícil que atraviesa la Argentina, los jóvenes están invitados a dejarse vencer por el amor de Jesús, ese amor grande que nos hace caminar, conjurando el peligro del resentimiento, del desprecio del otro, incluso del odio. Sostuvo que Jesús, en cada hombre o mujer que encontró por el camino, especialmente en los más heridos, incluso en sus ocasionales adversarios, siempre vio a un hermano a quien ofrecer la vida que traía del corazón del Padre. 

Los peregrinos fueron acompañados también por el asesor regional de la Pastoral Juvenil de la Región Centro, presbítero Raúl Prado (diócesis de Villa María); el coordinador nacional de la Pastoral Juvenil Argentina, César Contreras; y la coordinadora regional, Constanza Resteli (arquidiócesis de Córdoba).+