Lunes 18 de octubre de 2021

Jóvenes santiagueños recuperados de las drogas, monaguillos en la misa del Papa

  • 10 de enero, 2020
  • Santiago del Estero (AICA)
Benjamín Cruz y Daian Agüero participaron como monaguillos en la misa matutina en la Casa Santa Mart
Doná a AICA.org

Benjamín Cruz y Daian Agüero, dos jóvenes santiagueños que se recuperaron de la adicción a las drogas, fueron invitados a participar como monaguillos en la misa matutina que el papa Francisco preside en la capilla de la Casa Santa Marta, del Vaticano.



Ambos forman parte del Centro de Día San Vicente, de la Fundación Nocka Munayki y los Hermanos Misericordistas, y viajaron a Roma junto con el hermano Cristian Viscardi FDM.



“A esta experiencia no la olvidaremos nunca más. Hemos cumplido uno de nuestros sueños más anhelados”, expresaron en declaraciones al diario El Liberal.



En tanto, el hermano Viscardi dio detalles de la jornada inolvidable del martes, protagonizada por estos jóvenes que acuden al centro de rehabilitación de adicciones.



“Soy italiano y estoy visitando a mi familia, que invitó a venir a estos dos jóvenes santiagueños, que pertenecen al Centro de Día San Vicente, afiliado a los Hogares de Cristo. Todo se dio de casualidad”, explicó.



“En junio solicitamos la posibilidad de participar de la misa del Papa, en Santa Marta, y unos días antes de diciembre nos llegó la invitación. Sin embargo, jamás nos imaginamos que Benjamín y Daian terminarían de monaguillos de Francisco”, reconoció.



Los jóvenes santiagueños aprovecharon la oportunidad para entregarle al Papa “un mate, un logo del Hogar de Cristo San Vicente, que fue recibido muy bien por el Sumo Pontífice", destacaron.



También le entregaron “un cuadrito realizado por los cartoneros de Quilmes, que tenía el lema ‘Recibir la vida como viene’”. “Detrás tenía la firma de todos los chicos del Centro, y el Papa lo firmó en la parte de adelante. El cuadrito volverá a Santiago como recuerdo”, dijeron.



El religioso contó lo vivido en la misa papal en la capilla de la Casa Santa Marta: “Ayudaron en la misa. Fue algo inesperado. Una sorpresa muy grande. Poco antes los llamaron y les dijeron que formarían parte de la celebración, así como estaban. Tal como es el estilo de Francisco. Se dio sin programar nada, muy espontáneo”.



Finalizada la Eucaristía, el pontífice saludó al grupo de santiagueños y les dirigió un mensaje. “Fue algo muy significativo para los chicos y para mí”, resumió el hermano Viscardi.



“El Papa nos habló y nos dijo que sigamos adelante con el trabajo de red de los Hogares de Cristo, en los cuales luchamos contra las adicciones. Nos pidió no cerrarle las puertas a nadie e intentar seguir siempre adelante, con todo lo que significa enfrentar los problemas que se presentan hoy en día en relación con la droga”, reveló el religioso.+