Domingo 27 de noviembre de 2022

Jóvenes del Hogar de Cristo que fabrican hostias se reunieron con el Papa

  • 5 de febrero, 2022
  • Roma (Italia) (AICA)
"Emocionante y muy significativo", describió el P. Adrián Bennardis, el encuentro que mantuvieron con el Santo Padre, el viernes 4 de febrero, como parte de la Fundación Casa del Espíritu y las Artes.
Doná a AICA.org

El presbítero Adrián Bennardis, de la parroquia Virgen Inmaculada de Villa Soldati, en Buenos Aires, a la cabeza de la representación argentina de la Fundación “Casa del Espíritu y las Artes”, comentó a los medios vaticanos su encuentro con el papa Francisco, a quienes recibió en audiencia (ver noticia en AICA) la mañana de este viernes, 4 de febrero.

“El encuentro con el Papa ha sido muy emocionante, muy significativo, así como es significativo para nosotros estar acá; porque no es algo habitual poder caminar por estas calles, venimos de un barrio donde se lucha mucho, donde es muy dura la vida y llegar acá es un sueño, sabemos que tenemos con nosotros el corazón de nuestra gente más pobre de Buenos Aires, en particular, y de la Argentina y de América Latina”, dijo.

El Padre Adrián señaló a VaticanNews que, la Fundación Casa del Espíritu y del Arte viene ayudando en varias de las actividades, de los proyectos del barrio Villa Soldati; y “uno de los proyectos es el 'Laboratorio de hostias', donde nuestros pibes y pibas del Hogar de Cristo son los que elaboran las hostias que después se utilizan en los barrios populares de Buenos Aires, e incluso en la basílica de Luján, que es la basílica más importante de la Argentina. Los chicos y chicas hacen esas hostias como parte de su proceso de crecimiento y de transformación”.

“Pedí al Papa que rece por los pibes que están en la droga”
Diego Juárez, un joven del barrio Ramón Carrillo, comentó a los medios vaticanos que vino “en representación de los pibes de Carrillo, que están en la droga, los pibes que andan en cosas malas, para que el Papa pueda orar por ellos, también vine por mi familia, por la gente que más necesita”. 

Diego contó que es el encargado de la cocina de hostias: los chicos cocinan la hostia y él se encarga de distribuirlas a las parroquias de los Hogares de Cristo, a la basílica de Luján y a otras parroquias de alrededores. Diego forma parte del Hogar de Cristo desde hace 9 años, ahí conoció a su señora y formó su familia. Ahora tiene tres hijos, dos varones y una nena, la nena de 9 meses, Máximo tiene 4 años y Owen 6. Además, gracias a la ayuda que le dio el Hogar de Cristo, tiene una casa.

Alex Silva: se puede salir de toda situación mala que nos presenta la vida
Otro joven que formaba parte de la representación argentina fue Alex Silva, también encargado de cocinar las hostias. Alex dijo que su experiencia en el Hogar de Cristo no solo es para trabajar, sino que “se trata más que nada de compartir la oración, lo que es pedirle a nuestro Padre Dios ayuda más que nada para el mundo. Compartimos también nuestra vida misma a través de nuestras manos, de lo que dejamos de hacer para poder empezar a transmitir que sí se puede, se puede salir de toda situación mala que nos presenta la vida”.

Este joven argentino expresó su emoción por poder estar en Roma, “poder compartir la vida, es un honor, es un sueño cumplido y es algo impresionante lo que Dios nos regala a través de nuestras acciones y es un gran cambio también”. Sobre el encuentro con el papa Francisco, Alex dijo que ese encuentro le dejó paz, mucho amor, mucha esperanza, en una palabra, muchos sentimientos. En una sola palabra no se puede describir más que la esperanza”.

Lucas Arroyo: el encuentro con el Papa me transmitió mucha paz
Finalmente, Lucas Arroyo, del barrio Villa Soldati, manifestó a VaticanNews su gran emoción por estar en la capital italiana: “La verdad que me llena de emoción, es un sueño cumplido poder estar acá en Roma, haber podido estar en la audiencia con el Papa. Vengo en representación de los pibes de mi barrio, en representación de la lucha de cada uno, de cada día, a pesar de las dificultades que vivimos, saber que todo se puede, que con voluntad y fuerza salimos todos adelante”. 

“El poder estar con el Papa y conversar brevemente con él me transmitió mucha paz".+