Martes 19 de octubre de 2021

Inundaciones en La Plata: A 5 años, rezan por las víctimas y damnificados

  • 3 de abril, 2018
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
Al cumplirse un nuevo aniversario de la inundación del 2 de abril de 2013, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, se refirió en un mensaje a la memoria, la reflexión y la oración, y advirtió sobre las obras que se han realizado y las que todavía faltan hacer. "Cinco años y un día. Dejé para hoy el mensaje porque ese día puede indicar un nuevo comienzo", subrayó.
Doná a AICA.org
Al cumplirse un nuevo aniversario de la inundación del 2 de abril de 2013, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, se refirió en un mensaje a la memoria, la reflexión y la oración, y advirtió sobre las obras que se han realizado y las que todavía faltan hacer.

"He rezado por los numerosos muertos, cuyo número aún no se conoce oficialmente con exactitud. También por sus familiares y por los que sufrieron daños en sus viviendas y perdieron recuerdos entrañables, arrasados por el diluvio", expresó.

El prelado reconoció que "en los años más recientes se han hecho obras importantes, que continúan ejecutándose", pero advirtió: "Todos sabemos que son necesarias muchas más, no sólo de infraestructura, sino también de estrategia, planeamiento y organización, de modo que la ciudad esté preparada para afrontar situaciones semejantes a la que sufrimos".

"La Providencia de Dios es misteriosa; cuenta con la libertad y la responsabilidad de los hombres, especialmente de aquellos que son elegidos para procurar el bien común de la sociedad, y no para satisfacer sus mezquinos intereses", subrayó.

Monseñor Aguer aseguró que "La Plata es una ciudad creada con un designio de grandeza y esplendor" y consideró que "por diversas causas, como el descuido por décadas, el crecimiento desordenado, la extensión a periferias donde falta de todo, la pérdida de una conciencia de ser depositarios de un ideal precioso, y otras causas más, seguramente, se ha ido opacando su belleza".

"En este día hagamos el propósito de contribuir solidariamente a cuidar y mejorar, en la medida que nos corresponde a cada uno, la casa común", pidió.

"Cinco años y un día. Dejé para hoy el mensaje porque ese día puede indicar un nuevo comienzo", concluyó.+