Martes 13 de abril de 2021

Intensa actividad de Mons. Barbaro durante las vacaciones de invierno

  • 28 de julio, 2017
  • Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco)
Durante el mes de julio, en el contexto del receso de invierno, varias parroquias y pastorales de la diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, organizaron retiros espirituales y contaron con la presencia del obispo diocesano, monseñor Hugo Nicolás Barbaro. Además, numerosos grupos misioneros se dirigieron a parajes de distintas parroquias.
Doná a AICA.org
Durante el mes de julio, en el contexto del receso de invierno, varias parroquias y pastorales de la diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, organizaron retiros espirituales y contaron con la presencia del obispo diocesano, monseñor Hugo Nicolás Barbaro. Además, numerosos grupos misioneros se dirigieron a parajes de distintas parroquias.

Reflexión y oración con 200 adolescentes y jóvenes
Las parroquias Inmaculada Concepción de la localidad de General Pinedo, y Nuestra Señora de Luján de Tres Isletas, dedicaron espacios de reflexión y oración para unos 200 adolescentes y jóvenes, con quienes monseñor Barbaro pudo compartir un largo rato de diálogo, durante el cual los animó a un proyecto de vida feliz, con ideales altos de servicio a Dios y a los demás.

La conversación se extendió con varios temas sobre el sentido vocacional de la vida y la vocación específica de cada uno, los desafíos de la familia y el sentido del sufrimiento. Un tema amplio fue la preocupación por las adicciones, particularmente de la droga.

El Obispo los alentó a una vida cristiana coherente, sintiéndose instrumentos para que Dios entre en la vida de otros jóvenes. Les habló de buscar el encuentro con Dios, de tener momentos de oración personal, para dejar que sea Él quien guíe sus vidas y no las reacciones de momento muchas veces faltas de caridad, críticas o egoístas.

Retiro para catequistas
Otra actividad fue el retiro anual para catequistas del 14 al 16 de julio, coordinado por el presbítero Juan Domingo Barrios y la Junta Diocesana de Catequesis. Monseñor Barbaro destacó la grandeza del oficio que realizan y lo mucho que bendice Dios esa tarea de colaborar para que Dios entre en la vida de tantos niños, jóvenes y adultos. Ante el desafío de "meter" a Dios en la cultura actual, los alentó a profundizar en las enseñanzas de la Iglesia y a ser creativos en el modo de transmitirlas: "No se trata de cumplir con unas clases sino de intentar que Cristo entre en la mente y en el corazón de los catequizados". Citando al papa Francisco ejemplificó modos de ser misioneros desde la tarea que cumplen. También de la necesidad del testimonio personal de vida cristiana y de estar unidos entre ellos.

Pastoral Juvenil
La Pastoral Juvenil Diocesana también tuvo su encuentro. Fue del 17 al 19 de julio y por primera vez estuvo dirigido solamente al ámbito femenino con la participación de más de 80 chicas de distintas parroquias de la diócesis. Además de la atención sacerdotal, se contó con la ayuda de mujeres que impartieron algunas charlas.

El Obispo compartió un largo momento con las asistentes y les habló del insustituible papel de la mujer en la sociedad, del aporte que el mundo actual necesita de ellas, del sentido de la existencia humana y cristiana, del sufrimiento, de la misión importantísima de la mujer en la recuperación de valores de familia, y del aporte que desde su sensibilidad pueden sembrar en la sociedad haciéndola más humana y más cristiana.

Por último, refiriéndose a las bajas temperaturas que se registraron esos días, monseñor Barbaro las alentó a ser heroicas en todo lo que espera Dios de ellas en la familia, en los sitios de trabajo y en la sociedad, como tantas grandes santas que influyeron tan positivamente en su tiempo y fueron impulsoras de vida cristiana y de tantas cosas buenas en la Iglesia.

Retiros para adolescentes y jóvenes
En el Seminario Diocesano Cura Brochero se predicaron dos tandas de retiro. El primero para chicos de 14 a 16 años y otro para jóvenes de más de 17. En un clima de silencio y oración, los presbíteros Tomás Emanuel Gallarato y Daniel Alberto Segovia dirigieron las meditaciones y estuvieron disponibles para charlar con los jóvenes. El Obispo también dirigió algunas meditaciones y presidió la santa misa.

Misioneros de otras diócesis
Otra actividad intensa la llevaron a cabo grupos misioneros de distintas diócesis que visitaron algunas zonas rurales del Chaco. Monseñor Barbaro presidió una misa en la catedral San Roque en la que participaron dos grupos de la Pastoral Universitaria de Buenos Aires, acompañados por el presbítero Guillermo Marcó. Todos los jóvenes se fueron muy felices por las experiencias vividas en los diversos parajes. Varias veces agradecieron la recepción y la respuesta de las familias. El obispo, considerando la fiesta de santa María Magdalena, les hizo considerar el amor de la santa y cómo anunció que Jesús resucitó, y que se expresó también en el trabajo sacrificado que hicieron esos días los misioneros, desafiando también el intenso frío que hizo. Los animó a ser Cristo que pasa entre la gente en todas las circunstancias de la vida, siendo siempre misioneros, y a sentir la urgencia de sembrar vida cristiana en el ambiente en que cada uno se mueve.+