Jueves 18 de julio de 2024

"Inmenso dolor" del Papa por las víctimas de abusos en la Iglesia en Francia

  • 5 de octubre, 2021
  • París (Francia) (AICA)
El informe presentado hoy por la Conferencia Episcopal Francesa reconoce que 216.000 menores fueron víctimas de abusos sexuales por parte de religiosos desde 1950.
Doná a AICA.org

El papa Francisco manifestó “inmenso dolor” por las víctimas de abusos en la Iglesia en Francia, tras presentarse hoy el informe de la Conferencia Episcopal Francesa que reconoce que 216.000 personas sufrieron abusos sexuales cometidos por religiosos desde 1950, indicó en un comunicado el Vaticano.

El pontífice "piensa ante todo en las víctimas, con inmenso dolor por sus heridas y con gratitud por su valentía para denunciar", escribió el vocero del papa, Matteo Bruni

En su mensaje, el Papa desea que "la Iglesia de Francia, consciente de esa terrible realidad, unida al sufrimiento del Señor por sus hijos más vulnerables, emprenda un camino de redención", subraya la nota.

En su mensaje Francisco espera que las víctimas obtengan "consuelo y justicia" para lograr "el milagro de la curación".

El Papa, que convirtió la lucha contra la pederastia dentro de la Iglesia en una prioridad, fue informado de la publicación del informe por parte de los obispos franceses, a quienes recibió recientemente en el Vaticano para la tradicional visita ad limina que se celebra cada cinco años. En esa ocasión "conoció con dolor su contenido", adelantó Bruni.

Tras la publicación del informe, el episcopado francés expresó este martes "vergüenza" y "espanto" por lo ocurrido y pidió disculpas a las víctimas.

Cerca de 3.000 sacerdotes pedófilos en Francia en los últimos 70 años 
Tras dos años de trabajo por parte de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase), la Conferencia Episcopal Francesa presentó el informe que reconoce que unas 216.000 personas sufrieron abusos sexuales cometidos por religiosos desde 1950. 

Una cifra, revela el informe, que asciende a 330.000 víctimas si se tienen en cuenta los actos cometidos por laicos que trabajan en medios religiosos, catequesis o centros educativos católicos. 

El presidente de la comisión, Jean-Marc Sauvé, señaló que a lo largo de casi tres años de trabajo de su comisión, iniciada en 2018 tras la aparición de varios escándalos en la iglesia católica francesa, se identificaron unos 3.000 religiosos que cometieron abusos sexuales.

Señaló que se trata de un porcentaje de incidencia de entre el 2,5 y el 2,8%, inferior a otros países donde se han hecho estudios similares, como Alemania (4,4%), Estados Unidos (4,8%), Australia (7%) o Irlanda (7,5%).

El 56% de las agresiones y actos pedófilos identificados se produjeron entre 1950 y 1969, mientras que en los años 70 y 80 hubo una reducción (22%) y, a partir de ese momento, una estabilización (22%).

El presidente de Ciase explicó que esa tendencia es por la disminución del número de clérigos en esos años y la asistencia de público a ámbitos religiosos, pero señaló que "el problema no está resuelto" pese a que los hechos ya están prescritos en su mayoría y sus autores ya fallecieron, por lo que es improbable un recurso a la justicia. El episcopado francés ya prometió para 2022 indemnizaciones financieras.

Por su parte el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, monseñor Éric de Moulins-Beaufort, comentó tras el informe que “la amplitud del fenómeno de violencia y agresiones sexuales en la sociedad y la Iglesia es espantoso. Que tantos niños y jóvenes hayan sido dañados sin que casi nadie se haya visto acompañado o curado es insoportable”.

"Que algunos, entre nosotros, dejasen su ministerio para abandonarse a sus pulsiones nos desgarra el corazón. La luz de este informe es una exigencia de Dios. Estamos muy lejos del tiempo de las ambigüedades. Tenemos una conciencia muy viva de los hechos que documenta ese informe. Invitamos a todos los católicos a leer ese informe, documentando datos y elementos de juicio de una tragedia, que debe invitarnos a reflexionar sobre nuestra vida colectiva", continuó.

Monseñor Moulins-Beaufort añadió que "se trata de un informe duro, severo. Hemos escuchado a las víctimas. Es algo sencillamente trágico, insoportable. Debo expresar mi vergüenza, mi horror, mi determinación a reaccionar con energía. De entrada, debo, debemos pedir perdón público a las víctimas".

La Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia sugirió un total de 46 medidas que van desde la reparación a las víctimas, a la creación de un tribunal eclesiástico interdiocesano, estudiar cómo el secreto de la confesión no sea contrario a la denuncia de los delitos en caso de abusos a menores o personas vulnerables así como incorporar a más mujeres en los cargos de responsabilidad eclesiástica.

Sauvé, indicó además que los abusos cometidos por religiosos representan el 6% de los abusos a menores en Francia en los últimos setenta años.+