Sábado 16 de octubre de 2021

Indonesia: El episcopado llamó a redoblar la ayuda a las víctimas del ciclón Seroja

  • 8 de abril, 2021
  • Yakarta (Indonesia) (AICA)
El arzobispo de Yakarta, Card. Ignatius Suharyo, invitó, especialmente a los católicos, a mostrar generosidad y compasión por las víctimas del Seroja y sus familias.
Doná a AICA.org

El cardenal Ignatius Suharyo, presidente de la Conferencia Episcopal de Indonesia (KWI) y arzobispo de Yakarta, invitó a la población, especialmente a los católicos, a mostrar generosidad y compasión por las víctimas del ciclón Seroja y sus familias.

El cardenal promovió una recaudación de fondos a través de la Caritas local (Karina KWI) porque "profesar la fe cristiana también significa hacer el bien a los demás".

Por su parte monseñor Aloysius Sudarso, arzobispo de Palembang y presidente de Caritas Indonesia, adhirió a las palabras del cardenal e invitó a los fieles a responder al llamado.

El 4 de abril, Domingo de Resurrección, el ciclón tropical azotó a Timor Oriental y la provincia de Indonesia de Nusa Tenggara Oriental, ocasionando al menos 120 muertos.

A medida que pasan los días, la devastación provocada por su paso se hace más evidente: las zonas más afectadas pertenecen a las diócesis de Kupang, Atambua, Weetebula en la isla de Sumba y Larantuka en la isla de Flores.

Además el mal tiempo, caracterizado por fuertes lluvias y olas de hasta seis metros de altura, está dificultando los esfuerzos de los socorristas que intentan llegar a Adonara, en el distrito de Lembata, provincia de Nusa Tenggara Oriental (NTT), una de las zonas más afectadas por el ciclón Seroja.

En declaraciones a AsiaNews, la hermana Wilhelmina Koto, quien actualmente se encuentra en la zona más afectada por el ciclón, confirma las enormes dificultades para llegar a Lembata donde "sólo los aviones están en condiciones de transportar la ayuda humanitaria".

Otro obstáculo para los equipos de rescate es la falta de puentes, muchos de los cuales se derrumbaron (sobre todo en el distrito de Waingapu, en la isla de Sumba) debido a la furia de las aguas.

La ayuda de sacerdotes y religiosas en Timor Oriental
En Timor Oriental se registraron al menos 36 muertos y 30 desaparecidos. Los damnificados que huyeron de las inundaciones recibieron refugio en las instalaciones administradas por la Iglesia.

El presidente de la división de servicios sociales de la arquidiócesis de Dili, padre Angelo Salshina, indicó a UCA News que los afectados necesitan socorro urgente y resaltó que la Conferencia de Obispos Católicos de Timor, junto a los sacerdotes y religiosas, han ayudado a cubrir las necesidades básicas de los damnificados.

El padre Salshina dijo que dos mil afectados se encuentran en el centro de formación de los salesianos en Comoro, siete mil están recibiendo asistencia en la parroquia de la Inmaculada Concepción en Dili y otros doce importantes centros de ayuda están albergando a los damnificados.

El 7 de abril, al finalizar la audiencia general, el papa Francisco rezó por las víctimas de las inundaciones y pidió que el Señor “reciba a los fallecidos, consuele a sus familiares y sostenga a quienes perdieron sus hogares en Indonesia y en Timor”. +