Viernes 12 de agosto de 2022

Inauguraron en Roma la primera escultura pro vida

  • 31 de mayo, 2022
  • Roma (Italia) (AICA)
El autor, el artista canadiense Tim Schamlz encontró una fuente de inspiración para el "Monumento a la Vida" en el Mensaje de Francisco para la Jornada Mundial de la Paz de 2015 que condena la Trata.
Doná a AICA.org

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida del Vaticano, monseñor Vincenzo Paglia, bendijo el domingo 29 de mayo el “Monumento a la Vida”. Se trata de una escultura del artista canadiense Tim Schmalz que representa una Virgen con un Niño no nacido, y que pretende celebrar la vida a través de la belleza. 

La ceremonia tuvo lugar tras una misa celebrada en la iglesia de San Marcelo y presidida por monseñor Paglia. Entre los asistentes a la bendición se encontraban numerosos seguidores del Movimento Per la Vita Italiano junto con su presidenta, Marina Casini.

Comentando la conexión entre la vida y la belleza, monseñor Paglia subrayó que “la vida es una celebración. Toda vida lo es: también la de la mujer embarazada, también la de la mujer que ha tenido un embarazo no deseado. Toda mujer tiene derecho a nuestro acompañamiento. Acompañar es algo hermoso: amar y ser amado. Esto también es celebrar la belleza”. 

Al explicar el significado de esta estatua, el artista Tim Schmalz dijo que: “Los espectadores de la escultura se ven literalmente en el centro de la obra, simbolizando su conexión con esta fuente creativa”.

Tim Schamlz encontró una fuente de inspiración para el “Monumento a la Vida” en el Mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz de 2015, un texto en el que el Santo Padre denuncia la trata de personas. Al artista, que ha sido recibido varias veces por el Papa, le llamó la atención que una de sus causas sea el contexto de indiferencia general en el que se produce.

Así que pensó que una escultura podría ayudar a concienciar sobre esas otras vidas vulnerables en el vientre de sus madres. Hacer visible lo invisible. De esta forma, el objetivo de la escultura puede resumirse en situar la vida y la mujer en el centro de nuestra cultura a través de celebrar de su belleza.

La iglesia de San Marcelo es un destino turístico en Roma. Entre otras cosas, es famosa por albergar el «Crocifisso miracoloso», un crucifijo que el papa Francisco llevó al Vaticano durante la pandemia. Por esto, a lo largo del año muchas personas podrán ver el “Monumento a la Vida”, que fue una donación al Movimiento Per la Vita Italiano. 

“El Movimiento se siente honrado por este regalo y feliz de poder compartirlo con quienes visitan la iglesia de San Marcelo”, declaró Casini. De hecho, el espectador es alguien importante en esta obra de arte. Al explicar el círculo de acero plateado en el vientre de la Virgen que actúa como un espejo, Schmalz ha dicho: “Los espectadores de la escultura se ven literalmente en el centro de la obra, simbolizando su conexión con esta fuente creativa”.

El monumento a la vida se puede apreciar ahora en Roma, en la iglesia de San Marcelo al Corso, en los Estados Unidos, en la Chapel of St. Basil. Campus de la Uniservidad de St. Thomas (Houston, Texas) y se instalará de forma permanente en la capital del país, Washington, para que sea visible para mucha gente. Esta escultura será bendecida el próximo 5 de junio. De esta forma, el objetivo de la escultura puede resumirse en situar la vida y la mujer en el centro de nuestra cultura a través de celebrar de su belleza.+