Jueves 1 de diciembre de 2022

Inauguración del monumento a los Mártires Armenios

  • 20 de agosto, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
La Comunidad Armenia Católica de Buenos Aires celebró el 16 de agosto las fiestas patronales en honor de la Virgen Nuestra Señora de Narek y los 91 años de vida de esa organización en la Argentina. Las celebraciones comenzaron con la misa en la catedral armenia católica presidida por monseñor Vartan Boghossian SDB, obispo de los armenios católicos de América Latina, y siguieron con la bendición e inauguración frente al templo del monumento a los Mártires del Genocidio Armenio. Allí, en un nicho especial, se colocó una urna de cristal con tierra traída de Armenia sobre la que se colocaron las reliquias de los mártires.
Doná a AICA.org
La Comunidad Armenia Católica de Buenos Aires celebró el 16 de agosto las fiestas patronales en honor de la Virgen Nuestra Señora de Narek y los 91 años de vida de esa organización en la Argentina.

Las celebraciones comenzaron con la misa en la catedral armenia católica presidida por monseñor Vartan Boghossian SDB, obispo de los armenios católicos de América Latina.

Participaron de la celebración eucarística jóvenes abanderados del Conjunto de Danzas Armenias Narek, quienes formaron también un cordón en todo el centro del templo.

En la homilía, monseñor Boghossian destacó la importancia de la festividad de la Virgen, como Madre y protectora de la parroquia y recordó la reciente elección de Gregorio Pedro XX en la sede del Patriarcado en el Líbano.

El prelado también se refirió a los 34 años de sacerdocio de monseñor Pablo Hakimian y finalmente agradeció a los benefactores que contribuyeron a la construcción del nuevo monumento erigido en homenaje a los Mártires del Genocidio Armenio de 1915, que fue emplazado frente a la catedral armenia.

Tras la misa y como es tradicional en la Iglesia Armenia fueron bendecidos el pan y las uvas, frutos del trabajo del hombre.

Luego comenzó la procesión de salida con los abanderados, los jóvenes que llevaban flores para el monumento y monseñor Hakimian, quien llevó en un recipiente especial tierra de Armenia sobre la cual estaban los huesos de los mártires traídos del desierto de Siria en la frontera con Turquía.

Una vez bendecido el monumento se colocaron las reliquias en un nicho de cristal preparado exclusivamente para contenerlas a la vista del público. Frente al monumento se rezó un responso por los mártires de 1915.

Hablaron el artista Gaguik Vardanyan, autor del monumento, quien explicó los detalles de la obra y monseñor Hakimian, quien se refirió al valor espiritual y emotivo que implica tener los huesos de aquellos abuelos, tíos o parientes a quienes pudieron pertenecer esas reliquias.

Participaron del acto el embajador de la República de Armenia, Alexan Harutiunian, representantes de las instituciones armenias de Buenos Aires y el obispo de la Iglesia Maronita, monseñor Juan Habib Chamieh, además de medios de la comunidad armenia.+

[img]http://www.aica.org/subidas/1508.jpg[/img]