Martes 16 de agosto de 2022

Goya realizó una bicicleteada en el día contra el tráfico ilícito y abuso de drogas

  • 27 de junio, 2022
  • Goya (Corrientes) (AICA)
La jornada fue organizada conjuntamente por la Pastoral de Adicciones de la diócesis y la dirección de Adicciones del municipio.
Doná a AICA.org

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la Pastoral de Adicciones de la diócesis de Goya, en conjunto con la dirección de Adicciones de la municipalidad, organizaron una bicicleteada el domingo 26 que contó con una activa participación de jóvenes y también del obispo, monseñor Adolfo Ramón Canecin.

En un mensaje compartido a la comunidad, monseñor Canecín destacó la significación de esta jornada, que contribuyó para “visibilizar esta problemática que se transformó en un flagelo” en la Argentina. 

Además, el obispo recalcó que “no esperemos que Goya sea una nueva Rosario para empezar a movernos”, animando entonces a aunar esfuerzos para fomentar la “prevención”, ya que “tenemos que organizarnos y recordar al Estado que tiene el deber de combatir el delito”, señaló. También instó a “trabajar en la rehabilitación de quienes tienen una cuestión problemática con el consumo”.

Por su parte, el vicario general y párroco de la catedral Nuestra Señora del Rosario, presbítero Juan Carlos López, se refirió a la tarea que realiza a diario la Pastoral de Adicciones explicando que “trabajamos con dos convicciones, una es que a nosotros nos toca la prevención, uniéndonos en una red de prevención con todos los actores que están preocupados y ocupados en este tema y también en la recuperación, en donde a veces tenemos que acompañar o derivar en situaciones  graves o dramáticas”.

En esa línea, además, planteó que “en una adicción es muy fácil entrar pero es muy difícil salir” y esta problemática se agravó por el “encierro de la pandemia”, remarcó el sacerdote, que aseguró que durante la pandemia las adicciones crecieron un 500 por ciento y “esto es alarmante porque el encierro o aislamiento es el mejor caldo de cultivo para una adicción”.

“La adicciones esclavizan y quitan libertad”, agregó el presbítero López, al tiempo que expresó que “hay que ser libres”  porque a los cristianos “Dios nos dio la libertad para ser libres, no ser esclavos de nada ni de nadie, menos de una sustancia”.

El vicario general animó también a “hablar del tema e informarse” y lamentó que en esta temática hay mucha “confusión y relativismo”, porque dialogando con jóvenes en la escuela secundaria se evidencian mensajes “ambiguos y de personas no autorizadas, que nunca han sufrido el drama de una familia que tiene a uno de sus integrantes que cayó en el consumo de drogas o de alcohol”. 

“La droga mata y la droga destruye, no es solamente algo recreativo, no es fácil decir ´dejo cuando quiero´ y, también implica opciones radicalizadas como a veces cortar ambientes o situaciones para tener una vida sana que nos edifique. Es importante hablar y escuchar a los que tienen autoridad sobre el tema, saber que siempre hay alguien que está dispuesto a brindar ayuda”, finalizó.+