Viernes 12 de agosto de 2022

Frente a los ataques, monseñor Jofré pidió rezar por el Papa

  • 3 de septiembre, 2018
  • Villa María (Córdoba)
El obispo de Villa María, monseñor Samuel Jofré Giraudo, expresó desde Roma su cercanía con la comunidad diocesana ante los días "agitados" en el país y pidió rezar por el papa Francisco, que es blanco de ataques provenientes de "pequeñas o grandes mezquindades y deslealtades".
Doná a AICA.org
El obispo de Villa María, monseñor Samuel Jofré Giraudo, expresó su cercanía con la comunidad diocesana ante los días "agitados" en el país y pidió rezar por el papa Francisco, que es blanco de ataques provenientes de "pequeñas o grandes mezquindades y deslealtades".

Lo hizo desde Roma, donde participa de unas jornadas de formación para obispos del mundo, que incluirá una audiencia con el pontífice.

El prelado consideró que son "muchos los motivos de estas agitaciones" y, si bien reconoció que no puede dar una "respuesta puntual ni consuelo en todas ellas", confió en que "la bondadosa providencia de Dios, que no deja de caminar junto a su pueblo, permitiendo cosas que no quiere pero de las que también saca bienes".

"Rezo por ustedes, por la paz de sus corazones, de sus familias y de nuestra patria toda", sostuvo, y agregó: "No puedo sin embargo callar sobre los cuestionamientos públicos y engañosos que se vive, en todo el mundo, respecto a la figura de nuestro Santo Padre, el papa Francisco".

"Uno de los motivos por los que hoy es duramente criticado es su gestión de los casos llamados ?abusos de menores por parte de clérigos?", indicó, y advirtió: "Cuando es cometido por personas consagradas a Dios, reviste una particular gravedad que nos entristece e indigna".

Monseñor Jofré le pidió a la comunidad diocesana rezar "mucho por nuestro Pastor que no eligió el lugar en el que está, sino que con humildad respondió al llamado que el Señor le hizo por medio de la Iglesia. Sé que lo hacen a menudo y con mucha generosidad, pero les pido en estos días un momento especial. Les encomiendo la oración en familia, en el seno de cada comunidad, en los momentos de soledad por nuestro querido Papa".

"La fe y el amor de Dios nos impulsan a unirnos cariñosamente al Papa y a los sacerdotes que cuidan de nuestras almas. Siempre ha sido característica de los buenos cristianos rezar por sus pastores, ofrecer sacrificios por ellos (especialmente los enfermos aceptando pacientemente sus dolencias) y, si fuera necesario, hacerles también respetuosamente las observaciones debidas", añadió.

"Les agradezco todo lo que ya hacen y rezan por el Papa y nuestros sacerdotes. Los animo a que no decaigamos en esta actitud y que incrementemos nuestro pedido a Dios y la Virgen para que nos envíe todos los santos sacerdotes que necesitamos", concluyó.+

» Texto completo de la carta