Sábado 16 de octubre de 2021

Francisco y un viaje al encuentro de los sufrimientos y esperanzas del pueblo iraquí

  • 5 de marzo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Llegó a Irak, para su 33 viaje apostólico de características históricas, donde espera reunirse con los cristianos perseguidos y profundizar la fraternidad con los musulmanes. Palabras en vuelo.
Doná a AICA.org

El papa Francisco voló este viernes hacia Irak en un servicio de Alitalia iniciando su viaje apostólico número 33 desde el inicio de su pontificado y que tendrá tres días de estadía en el país árabe.

El avión que trasladó al pontífice y a la comitiva pontificia despegó del aeropuerto de Roma-Fiumicino a las 07:45 (hora de Roma) con destino Bagdad, la capital iraquí, a donde llegó tras 4 horas y 30 minutos de vuelo. En el trayecto, el avión sobrevoló los espacios aéreos de Italia, Grecia, Chipre, Israel y Jordania.

Es el primer viaje de Francisco desde el inicio de la pandemia, dado que el Vaticano los canceló a raíz de las restricciones para prevenir el coronavirus. El último viaje apostólico fue a Tailandia y a Japón, del 19 al 26 de noviembre de 2019.

Mensaje al presidente italiano
Al despegar, el Papa envió un telegrama al presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, en el que señala que “en el momento en que dejo Roma para dirigirme a Irak como peregrino de paz y de fraternidad entre los pueblos, le dirijo a usted, señor presidente, mi deferente saludo, que acompaño con fervientes deseos de serenidad y prosperidad para el querido pueblo italiano”.

Palabras en vuelo
Durante el vuelo, y tras la presentación del director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, el Papa saludó a los trabajadores de los medios de comunicación que lo acompañan.

"Después de quince meses estamos de nuevo en un vuelo papal. Mientras tanto, han cambiado algunas costumbres y esta misma imagen nos lo dice (los periodistas y el Papa llevan barbijos): todos tenemos que respetar algunas medidas sanitarias", dijo Bruni, y agregó: "Le damos gracias, Santidad, por su voluntad de hacerse peregrino a Irak, la tierra de Abraham, con su pueblo, sus cristianos".

El vocero papal recordó que el Papa dijo hace algunos días: "No se puede decepcionar a un pueblo dos veces", y le agradeció la disposición de dejarse acompañar por un grupo nutrido de periodistas: "No se podía dar por seguro, somos 74 de 15 países, y 14 periodistas vienen por primera vez en un vuelo papal. Esperamos los gestos y las palabras de estos días y, mientras tanto, le damos las gracias".

En tanto, Francisco expresó: "Gracias por venir. Estoy contento de reanudar los viajes, y este es un viaje emblemático. También es un deber hacia una tierra martirizada durante tantos años. Gracias por acompañarme. Intentaré seguir las indicaciones y no dar la mano a todo el mundo, pero no quiero quedarme lejos: pasaré para saludaros más de cerca. Muchas gracias".

"Les deseo un buen viaje. Sólo quiero... Me han dicho que uno de ustedes cumplía años hoy, pero quizá sea un error... Y lo segundo que quiero decirles es que hay ausencias que se notan, y hoy el 'decanato' ha pasado de Valentina (Alazraki) a (Philip) Pulella. Me ha entristecido un poco la ausencia de Valentina, porque nos ha acompañado a los papas durante 40 o 50 años... Pero esperamos tenerla en el próximo viaje. Y Pulella es nuestro decano en este viaje", indicó.

Oración previa ante la Virgen
Este jueves, como es habitual, el Papa se trasladó a la basílica de Santa María la Mayor para encomendar a la Salus Populi Romani (Protectora del pueblo romano) este viaje.

La visita a Irak prevé escalas en la capital, Bagdad; la patria de Abraham, Ur; las ciudades “mártires” de Qaraqosh y Mosul, marcadas por la violencia de Estado Islámico; y la capital del Kurdistán iraquí, Erbil.

En el programa del viaje está previsto reunirse con las autoridades políticas y religiosas del país. Entre los momentos más esperados está el encuentro con obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y catequistas el viernes 5 de marzo en la catedral siro-católica de “Nuestra Señora de la Salvación”.

También hay expectativa por su encuentro del sábado 6 de marzo con el Gran ayatollá Sayyid Ali Husaini Sistani, máxima autoridad de los musulmanes chiíes, en Nayaf. Ese mismo día, en la ciudad de Ur, patria de Abraham, el Papa participará en un encuentro interreligioso.

El domingo 7 de marzo se encontrará en la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Qaraqosh con los cristianos de la llanura de Nínive. Ese día se trasladará también a Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, donde celebrará misa en el estadio “Franso Hariri”.+