Martes 18 de junio de 2024

Francisco reiteró su llamado a la solidaridad con Ucrania

  • 22 de junio, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En una audiencia para organizaciones católicas de ayuda, expresó su consternación por la situación mundial actual.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco expresó su gratitud por la solidaridad proactiva y la generosidad de la Reunión de Agencias de Ayuda para las Iglesias Orientales, la organización humanitaria de las Iglesias Orientales de la Santa Sede (ROACO), por su trabajo para aliviar el sufrimiento en Ucrania, Turquía y Siria, devastadas por la guerra, de Tierra Santa y de otras zonas alrededor del mundo.

Al recibir a los miembros de ROACO en el Vaticano en la mañana del jueves 22 de junio, el pontífice les entregó su discurso preparado y explicó que no lo leería, porque todavía tiene dificultad para respirar después de la anestesia general a la que se sometió durante la cirugía del 7 de junio.

Sin embargo, expresó su alegría por la visita de los representantes de la "Reunión de las Agencias de Ayuda a las Iglesias Orientales" y su Conferencia de Jóvenes, que están celebrando su Asamblea Plenaria en Roma, y les agradeció su proactiva solidaridad, "que ayuda a sanar las heridas como una caricia en el rostro de alguien que sufre".

“Una caricia que devuelve la esperanza en medio de la agitación del conflicto”, expresó.

Combatir los sufrimientos diarios de los más necesitados
"Ustedes están comprometidos en la tierra árida del sufrimiento para hacer crecer las semillas de la esperanza", dijo el Papa, y señaló: "Pienso en sus esfuerzos recientes para ayudar a sanar las heridas del terremoto en Turquía y Siria, en medio del diario sufrimientos de los pueblos en apuros". 

"Espero que realmente podamos continuar ayudándolos; se han hecho muchas promesas, pero aún es difícil utilizar los sistemas bancarios normales para enviar ayuda a las víctimas". 

El Obispo de Roma les agradeció sus grandes esfuerzos en Ucrania para apoyar a los desplazados internos y refugiados. “Hace unos años, quise unir mis propios esfuerzos a los de ustedes en nombre de ese amado país, a través de la iniciativa “El Papa para Ucrania”, y luego con otros proyectos en curso”. 

"Sin embargo, también quiero aprovechar esta oportunidad para exhortar a todos", continuó, "a que no falte la cercanía concreta, la cercanía de la oración y la caridad, con el pueblo ucraniano devastado por la guerra". 

El Sucesor de Pedro también señaló su atención por Tierra Santa y Oriente Medio, y destacó los proyectos de ayuda de ROACO en Irán, Turquía y Eritrea. “Que la enorme riqueza humana y natural que Dios ha dado a esos hermosos países se aproveche y traiga un poco de paz a sus habitantes”.

Iluminado por el abrazo de Dios
En el momento actual, lamentó el Papa, el plan de paz de Dios está trastocado. Observó, que, si bien la Biblia habla del plan de Dios para la paz, "desde el principio también nos muestra la violencia entre hermanos: Caín y Abel y la muerte de una persona inocente".

“Qué bueno es, especialmente para nosotros los cristianos”, señaló el pontífice, “escuchar la sagrada Palabra con el corazón abierto y así dejarnos iluminar y guiar no por nuestros propios planes, sino por el plan misericordioso de Dios, que quiere abrazar y salvar a todos los hombres y mujeres, a todos los hermanos y hermanas de Jesús!"

El Papa celebró el enfoque de este encuentro, centrado en las expectativas de los jóvenes de las Iglesias orientales, e invitó a todos a escuchar juntos los deseos, los expresados y los "llevados en el corazón". Los jóvenes, dijo, "quieren ser protagonistas del bien común, que debe ser la 'brújula' de la acción social". 

“Queridos jóvenes presentes: vivís en territorios donde la restauración del bien común es condición esencial para la supervivencia. ¡Que sean centinelas de paz para todos, profetas que sueñen y anuncien un mundo diferente y que ya no esté dividido!”.

Amistad duradera con Jesús
El Papa recordó cómo el papa Benedicto XVI, en su exhortación apostólica Ecclesia in Medio Oriente, animó a los jóvenes a “cultivar una amistad verdadera y duradera con Jesús a través del poder de la oración”. Para los cristianos, dijo, esta es la principal fuente de acción.

“El corazón traspasado de Dios nos libera de pensar en la caridad como una profesión, un cálculo de pura filantropía, una burocracia de bondad o, peor aún, una red de intereses políticos”, observó el Papa. 

“Es la Cruz, última participación de Dios en el sufrimiento de la humanidad”, explicó, “la que proporciona a los cristianos, en particular a los jóvenes, la autenticidad que buscan, el coraje para dar testimonio, la fuerza para superar el individualismo y la indiferencia, que hoy están de moda, y aumentar la compasión".

Compasión continua
El Papa pidió una compasión continua, diciendo que está "en el corazón de nuestra fe, porque nos muestra el amor de Dios, que participa plenamente en el sufrimiento de la humanidad", y concluyó renovando su gratitud por el servicio y ofreciendo su bendición sobre ellos y su trabajo.

La ROACO une agencias de financiación de varios países para ayudar al clero y fieles católicos orientales, en Roma y en sus diferentes países de origen. Las veintitrés Iglesias particulares orientales sui iuris están todas en plena comunión con Roma y forman parte de la Iglesia católica. Según la enseñanza de la Iglesia en el Concilio Vaticano II, todas las Iglesias particulares, sean de Oriente o de Occidente, “poseen igual dignidad, de modo que ninguna es superior a las demás”.+