Jueves 29 de febrero de 2024

'Francisco pide una integración responsable de la Inteligencia Artificial en la sociedad'

  • 28 de enero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Lo subrayó el vocero episcopal, Máximo Jurcinovic, al reflexionar sobre el mensaje papal donde se afirma que la IA es una herramienta que "enriquece la comunicación humana en lugar de reemplazarla".
Doná a AICA.org

Con motivo de la 58ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, el director de la Oficina de Comunicación y Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina CEA), presbítero Máximo Jurcinovic, compartió una nota de opinión en Infobae en la que reflexionó sobre el pensamiento del Papa Francisco respecto de la Inteligencia Artificial.

“En esta época rica en tecnología Francisco nos invita a seguir apostando por la comunicación que brota del corazón”, aseguró el vocero episcopal.

Texto de la nota
Francisco: Inteligencia Artificial y sabiduría del corazón
Francisco reflexiona en esta Jornada sobre un tema que puede parecer muy “técnico”, pero la pluma y la intuición del Santo Padre le dan la matriz de una reflexión humana y ética, poniendo al mundo en un clima de discernimiento. La Inteligencia Artificial es el centro del mensaje que comienza así: “Queridos hermanos y hermanas: la evolución de los sistemas de la así llamada ‘inteligencia artificial’, sobre la que ya reflexioné en mi reciente Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, también está modificando radicalmente la información y la comunicación y, a través de ellas, algunos de los fundamentos de la convivencia civil”. La reflexión lleva a entender cómo el desarrollo tecnológico puede favorecer al hombre y la fraternidad, o por el contrario llevarlo a la autodestrucción y la división.

La 58ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales propuesta por el Papa Francisco nos invita a reflexionar la relación entre la tecnología y la humanidad. El Papa va a proponer un camino donde podamos en medio de un desarrollo tecnológico como es la Inteligencia Artificial, descubrir la necesidad de la sabiduría del corazón. Y desde la sabiduría, abordar la tecnología como un instrumento al servicio de la auténtica comunicación humana.

La Inteligencia Artificial como herramienta tiene un potencial transformador de la forma en que nos comunicamos y también en cómo compartimos información. El Papa al reconocer la importancia, logra destacar en este mensaje los desafíos que sobre todo se relacionan con la privacidad, la libertad para las decisiones y aspectos éticos del comportamiento humano. Abre la reflexión sobre el riesgo de la manipulación a través de los algoritmos y su peligro de amenaza a la libertad individual. Hay una gran posibilidad de influir en decisiones, que pueden ir desde compras en líneas, pasando por opiniones sobre la situación social o política.

El Papa Francisco puede ayudarnos en su mensaje a comprender la necesidad de preservar la libertad en la era de los algoritmos. Buscando crecer en la conciencia de su importancia y aprender cómo funcionan y cómo impactan en nuestras vidas. La conciencia y la educación pueden empoderarnos para tomar decisiones mejores y sobre todo distinguiendo con sabiduría la información que recibimos. La libertad y los algoritmos pueden coexistir si abordamos los desafíos éticos y sociales con sabiduría.

En el mensaje que estamos analizado también el Papa llama a las Naciones a una regulación ética y a promover un actuar preventivo. Se necesita, dice Francisco: “Una regulación ética para frenar las implicaciones nocivas y discriminatorias, socialmente injustas, de los sistemas de inteligencia artificial y contrarrestar su uso en la reducción del pluralismo, la polarización de la opinión pública o la construcción de un pensamiento único”.

Francisco pide una integración responsable de la Inteligencia Artificial en nuestra sociedad. Esto implica utilizar la tecnología como una herramienta que enriquece la comunicación humana en lugar de reemplazarla. “Grandes posibilidades de bien acompañan al riesgo de que todo se transforme en un cálculo abstracto, que reduzca las personas a meros datos, el pensamiento a un esquema, la experiencia a un caso, el bien a un beneficio, y sobre todo que acabemos negando la unicidad de cada persona y de su historia, disolviendo la concreción de la realidad en una serie de estadísticas”.

La 58ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales nos desafía a abrazar la tecnología con un corazón sabio. Al integrar la Inteligencia Artificial de manera ética y al cultivar la sabiduría del corazón, podemos construir un futuro donde la tecnología sirva como un medio para fortalecer la auténtica comunicación humana, enriqueciendo nuestras relaciones y promoviendo la dignidad de cada persona.

El mensaje guarda un lugar especial para el rol de los periodistas. El primer interrogante que presenta el Papa es: ¿cómo proteger la profesionalidad y la dignidad de los trabajadores del ámbito de la comunicación y la información, junto con la de los usuarios de todo el mundo?

En un entorno saturado de información, los periodistas desempeñan un papel esencial en el discernimiento de la verdad. El Papa Francisco siempre destaca la importancia de no solo informar, sino de hacerlo con veracidad y responsabilidad. La ética periodística se vuelve aún más crucial en la era de la Inteligencia Artificial. Los periodistas, siguiendo las enseñanzas del Papa Francisco, deben ser guardianes de la ética, evitando la desinformación y defendiendo la dignidad de cada persona. “El uso de la Inteligencia Artificial podrá contribuir positivamente en el campo de la comunicación si no anula el papel del periodismo sobre el terreno, sino que, por el contrario, lo respalda; si aumenta la profesionalidad de la comunicación, responsabilizando a cada comunicador”

“¿Cómo garantizar la transparencia de los procesos de información? ¿Cómo hacer evidente la autoría de los escritos y rastreables las fuentes, evitando el manto del anonimato? ¿Cómo poner de manifiesto si una imagen o un vídeo retratan un acontecimiento o lo simulan?”. Ir a fondo con esta reflexión y con el compromiso en la tarea, puede hacer de los comunicadores sociales los principales instrumentos para que se cumpla lo afirmado por el Santo Padre sobre la Inteligencia Artificial: “traerá más igualdad, promoviendo una información correcta y una mayor conciencia del cambio de época que estamos viviendo”

“La revolución digital puede hacernos más libres, pero no ciertamente si nos dejamos atrapar por los fenómenos mediáticos hoy conocidos como cámara de eco. En tales casos, en lugar de aumentar el pluralismo de la información, corremos el riesgo de perdernos en un pantano desconocido, al servicio de los intereses del mercado o del poder”. ¡Esta llamada del Papa resuene en toda la humanidad!

En esta época rica en tecnología Francisco nos invita a seguir apostando por la comunicación que brota del corazón. Nos dice que frente a las oportunidades y peligros la respuesta no es la sabiduría de las maquinas ni únicamente las reglamentaciones. Es siempre caminar juntos, crecer en humanidad y como humanidad. Y buscando la sabiduría que existe antes que todo lo creado para orientar los sistemas de Inteligencia Artificial a una comunicación plenamente humana.+