Viernes 17 de septiembre de 2021

Francisco: "No hay motivo que justifique la falta de un lugar para vivir"

  • 24 de septiembre, 2015
  • Washington (Estados Unidos)
"Quiero ser claro, no encontramos ningún tipo de justificación social, moral o del tipo que fuese para aceptar la falta de alojamiento. Son situaciones injustas, pero sabemos que Dios está sufriéndolas con nosotros, está viviéndolas a nuestro lado. No nos deja solos", dijo el papa Francisco este mediodía en el encuentro con los pobres y sin techo de Washington en su visita al centro caritativo de la parroquia de San Patricio de esta ciudad.
Doná a AICA.org
"Quiero ser claro, no encontramos ningún tipo de justificación social, moral o del tipo que fuese para aceptar la falta de alojamiento. Son situaciones injustas, pero sabemos que Dios está sufriéndolas con nosotros, está viviéndolas a nuestro lado. No nos deja solos", dijo el papa Francisco este mediodía en el encuentro con los pobres y sin techo de Washington en su visita al centro caritativo de la parroquia de San Patricio de esta ciudad.

Una multitud esperaba la llegada del Pontífice en las afueras de la parroquia de san Patricio donde la Iglesia administra un centro de acogida para los pobres y sin techo de Washington.

El Santo Padre comenzó diciéndoles que su presencia les recuerda la figura de una persona que quiero y que fue muy importante a lo largo de su vida: san José. "Ustedes me recuerdan a san José. Sus rostros me hablan del suyo", les dijo.

"En la vida de José, señaló Francisco, hubo situaciones difíciles de enfrentar. Una de ellas fue cuando María estaba por dar a luz, por tener a Jesús y no había alojamiento para ellos". "El Hijo de Dios entró en este mundo como uno que no tiene casa. El Hijo de Dios supo lo que es comenzar la vida sin un techo".

"Fue la fe, añadió el Papa, la que le permitió a José poder encontrar luz en ese momento que parecía todo a oscuras; fue la fe la que lo sostuvo en las dificultades de su vida. Por la fe, José supo salir adelante cuando todo parecía detenerse".

"Ante situaciones injustas, dolorosas, la fe nos aporta esa luz que disipa la oscuridad. Al igual que a José, la fe nos abre a la presencia silenciosa de Dios en toda vida, en toda persona, en toda situación. Él está presente en cada uno de ustedes, en cada uno de nosotros".

El Pontífice señaló que "uno de los modos más eficaces de ayuda que tenemos lo encontramos en la oración. En la oración, no hay ricos y pobres, hay hijos y hermanos. En la oración no hay personas de primera o de segunda, hay fraternidad".

"Qué bien nos hace rezar juntos", dijo finalmente Francisco y pidió a todos rezar juntos un Padrenuestro. Con su bendición y el ruego de que recen por él concluyó su visita a la parroquia de san Patricio y a la ciudad de Washington.

Por la tarde el Santo Padre tomará un avión rumbo a la ciudad de Nueva York.

Texto de las palabras del papa Francisco a los sin techo