Jueves 27 de enero de 2022

Francisco a las hermanas de la Caridad de Don Orione: "Llenen el corazón de quienes encuentren"

  • 26 de mayo, 2017
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco recibió a las hermanas de la Caridad de Don Orione que participan del Capítulo General y agradeció especialmente el apostolado y la misión que ejercen, especialmente con los más pobres, abandonados y excluidos.
Doná a AICA.org
En nombre de la Iglesia y de los pobres y enfermos, el papa Francisco agradeció a las hermanas de la Caridad de Don Orione. Lo hizo al recibir a las religiosas participantes del Capítulo General.

El Papa saludó especialmente a las hermanas más débiles y enfermas y a las Contemplativas de Jesús Crucificado y a las Sacramentinas invidentes, y destacó la importancia del apostolado y la misión que llevan adelante, ejercitando la caridad sobre todo con los más pobres, abandonados y excluidos.

El Santo Padre se refirió también al tema elegido para este XII Capítulo General: "Donarse todas a Dios para ser todas del prójimo. Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad: discípulas misioneras, testigos alegres de la caridad en las periferias del mundo", y agradeció por la tarea que realizan en la asistencia a tantos enfermos, en las diversas actividades de pastoral juvenil, en las escuelas, en los hogares para ancianos, en los pequeños ?Cottolengos?, en las catequesis y en los oratorios, con las nuevas pobrezas y en todos aquellos lugares en los que les ha colocado la Divina Providencia.

El pontífice les recordó a las hermanas el llamado a reconocer a Cristo en los más desfavorecidos y las alentó a perseverar en su testimonio y a mostrar la belleza del amor de Dios a todos: "Con esa belleza llenen el corazón de quienes encuentren. Que la cercanía, el encuentro, el diálogo y el acompañamiento sean vuestro método misionero. Y nunca se dejen robar la alegría de la evangelización", exhortó.

"En la Iglesia la misión nace del encuentro con Cristo, el enviado del Padre que ahora nos envía a nosotros. Es Él el que nos llama y nos manda. El centro de la misión de la Iglesia es Jesús. Como discípulas están llamadas a ser mujeres que trabajan asiduamente para trascenderse a sí mismas, proyectándose hacia el encuentro con el Maestro y con la cultura en la que viven", señaló Francisco.

El Papa concluyó con un ejemplo para alentar la misión y el servicio de las religiosas: el ícono de la Visitación. "Como la Virgen María, pónganse en camino, de prisa ? no con la prisa del mundo, sino con la de Dios ? y llenas de la alegría, que habita en vuestro corazón, canten su magníficat. Canten el amor de Dios a toda criatura. Anuncien a los hombres y mujeres de hoy que Dios es amor y puede colmar de significado el corazón de aquel que lo busca y se deja encontrar por Él", finalizó.+