Domingo 27 de noviembre de 2022

Francisco desea que el Mundial de fútbol "fomente la fraternidad entre países"

  • 23 de noviembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Sea una ocasión de encuentro", alentó este miércoles durante la audiencia general. También tuvo un pensamiento especial por el terrible sufrimiento del querido y martirizado pueblo ucraniano".
Doná a AICA.org

El papa Francisco hizo un llamamiento para que el Mundial de fútbol que se está celebrando en Qatar "sea una ocasión de encuentro y armonía entre las naciones, fomentando la fraternidad y la paz entre los pueblos".

Al final de la audiencia general, que se celebró en la Plaza de San Pedro, el pontífice dijo: "Quisiera enviar un saludo a los jugadores, a los aficionados y a los espectadores que siguen el Mundial que se está disputando en Qatar desde varios continentes. Que este importante acontecimiento sea una ocasión de encuentro y armonía entre las naciones, fomentando la fraternidad y la paz entre los pueblos".

El recuerdo del Holodomor
El Papa recordó además que este sábado se recuerda el Holodomor, la hambruna ordenada por el dictador soviético Iósif Stalin en 1932-1933, cuando murieron al menos 3,8 millones de ucranianos y recordó el martirio que sufren hoy ancianos, enfermos y niños en Ucrania debido a la agresión rusa.

"Este sábado se celebra el aniversario del terrible genocidio, el Holodomor, el exterminio de 1932-33 provocado artificialmente por Stalin. Recemos por las víctimas de ese genocidio y por los ancianos, los enfermos y los niños que hoy sufren el martirio de la agresión", dijo Francisco al finalizar la audiencia general celebrada como cada miércoles en la plaza de San Pedro.

El Papa lanzó este mensaje después de pedir a los fieles que recen "por la paz en el mundo y el fin de todos los conflictos", así como "un pensamiento especial por el terrible sufrimiento del querido y martirizado pueblo ucraniano".

Por otra parte, en su saludo a los fieles portugueses, Francisco mencionó la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Lisboa el próximo año, y señaló que "la alegría de reunirse y la voluntad de estar juntos son signos fundamentales para el mundo de hoy, desgarrado por enfrentamientos y guerras".+