Lunes 15 de abril de 2024

Formalizan en un convenio la custodia de las parroquias en Tierra Santa

  • 23 de julio, 2019
  • Jerusalén (Tierra Santa)
"Es un acto de confianza, recíproco, en este camino juntos, de al menos 170 años, desde que se restauró el Patriarcado Latino", afirmó el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, monseñor Pierbattista Pizzaballa OFM, tras la firma del convenio para la custodia de las parroquias que están atendidas por los franciscanos en Tierra Santa.
Doná a AICA.org
"Es un acto de confianza, recíproco, en este camino juntos, de al menos 170 años, desde que se restauró el Patriarcado Latino", afirmó el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, monseñor Pierbattista Pizzaballa OFM, tras la firma del convenio para la custodia de las parroquias que están atendidas por los franciscanos en Tierra Santa.

El pasado 18 de julio, la Custodia de Tierra Santa y el Patriarcado Latino de Jerusalén firmaron un convenio con el objetivo fundamental de regular las competencias de las 12 parroquias presentes en Israel, Palestina y Chipre, sobre todo en los santuarios históricos importantes, donde junto a la gestión y a la accesibilidad a los peregrinos existe un mandato para el servicio pastoral.

Parroquias nacidas de la presencia franciscana en Tierra Santa pero que, desde el punto de vista pastoral, competen al obispo local.

"En realidad no cambia nada. Es sencillamente ratificar lo que durante siglos se ha realizado en la vida de esta Iglesia: Algunas parroquias importantes, casi todas vinculadas a los santos lugares, están confiadas desde tiempo inmemorial, desde el principio, desde su fundación hasta hoy, a la Custodia de Tierra Santa. Hemos querido ratificar de manera formal, como prevé el Código de Derecho Canónico, lo que es ya una realidad que forma parte de la vida de la Iglesia desde siempre", explicó monseñor Pizzaballa.

Por su parte el Custodio de Tierra Santa, Fray Francesco Patton OFM, agregó: "Es positivo en algún momento llegar a regular las relaciones recíprocas porque sabemos que la vida actual, también desde un punto de vista pastoral, es mucho más compleja que en el pasado y es justo que haya también esta forma de transparencia".

"Cuanto más claras son las competencias internas, -concluyó el Custodio- más podemos trabajar de manera provechosa por el bien de la gente, de los fieles locales y de los millones de peregrinos que llegan". +