Jueves 26 de mayo de 2022

Falleció un sacerdote de la diócesis de Quilmes

  • 25 de enero, 2022
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
El obispado de Quilmes comunicó el fallecimiento del presbítero Nicasio Aníbal Alegre, ocurrido a sus 79 años en la ciudad de Buenos Aires, donde residía.
Doná a AICA.org

El obispado de Quilmes informó que en la madrugada del 25 de enero falleció en la Clínica San Camilo, de la ciudad de Buenos Aires, el presbítero Nicasio Aníbal Alegre, de 79 años. El sacerdote, que residía en el Hogar Sacerdotal de la arquidiócesis de Buenos Aires, había sido internado debido a una hernia intestinal.

El obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, convocó a la diócesis a unirse en oración por el descanso eterno del padre "Poroto" y agradeció a Dios por el servicio fecundo de este hermano en esta diócesis.

El presbítero Nicasio Aníbal Alegre nació el 11 de octubre de 1942, en Chajarí, provincia de Entre Ríos, hijo de Felipe y de Natividad Silva. Fueron varios hermanos.

El 8 de mayo de 1986 recibió el diaconado. Fue ordenado presbítero por el Siervo de Dios, monseñor Jorge Novak, el 8 de mayo de 1989. Ese mismo día fue designado vicario parroquial de Nuestra Señora del Valle, del decanato Florencio Varela. El 1 de marzo de 1990 fue nombrado vicario parroquial de Nuestra Señora de Itatí, de Florencio Varela. El 19 de marzo de 1991, fue nombrado administrador parroquial de San Francisco Javier, también en Florencio Varela. 

El 22 de noviembre de 1999, monseñor Jorge Novak lo nombró delegado diocesano para la Pastoral Penitenciaria en el Equipo Regional.

El padre Alegre tuvo hace algunos años dificultades con su salud, la que se fue deteriorando aún más en el año 2012 por un hecho delictivo que sufrió en su casa parroquial. Luego se trasladó al Hogar Sacerdotal del arzobispado de Buenos Aires, donde fue atendido y acompañado en estos años.

Hace una semana fue internado en el Sanatorio San Camilo y sometido a una intervención quirúrgica por una hernia intestinal. El Señor lo llamó a su encuentro en la madrugada del 25 de enero de 2022.

La Iglesia quilmeña pide a Jesús, Buen Pastor, que brinde fortaleza en el dolor a su familia, a la comunidad parroquial y a esta porción de Iglesia por la que el padre Alegre entregó su vida.+