Domingo 2 de octubre de 2022

Encuentro de los equipos de gestión de los colegios católicos de Cruz del Eje

  • 11 de agosto, 2022
  • Cruz del Eje (Córdoba) (AICA)
Los directivos, representantes legales y capellanes de los colegios de la diócesis se reunieron en Villa Cura Brochero los días 5 y 6 de agosto.
Doná a AICA.org

Los equipos de gestión de los colegios gestionados por el obispado de Cruz del Eje se reunieron los días 5 y 6 de agosto en la casa de ejercicios espirituales de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús de Villa Cura Brochero, en el segundo retiro-convivencia y que contó con la presencia del obispo, monseñor Hugo Ricardo Araya

Allí, representantes legales, directores y vicedirectores de cada institución, junto con capellanes de los colegios y delegados diocesanos para la educación, compartieron un momento de reflexión que fue guiado por el presbítero Alberto Bustamante, vicario general de Villa María y ex presidente del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec). 

El presbítero Bustamante se refirió al pacto educativo global que “nos propone el papa Francisco para reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión”.

Por su parte, monseñor Araya se reunió con los representantes legales para reforzar la identidad de la escuela católica misionera, y les recordó que “nuestro trabajo es un proceso que tiene que educar, acompañar y formar. Debemos partir del sujeto, si no corremos el riesgo de hablarles a jóvenes que no existen en la realidad (sino en nuestras ideas), y en un lenguaje que no existe”. 

“Tenemos un ideal, pero debemos partir de la realidad. Ayudados de nuestro propio camino, solo puede ser educador el que ha transitado un camino. Como Brochero, que educado en una pequeña escuela rural y luego en el seminario, pudo aplicar lo recibido aquí”, agregó el prelado.

Asimismo, se refirió a una importante característica del colegio católico, en donde “cada asignatura debe tener siempre en cuenta el sentido de lo que se aprende. Por qué y para qué se estudia eso, y cómo se lo relaciona con la fe. La trascendencia en términos humanos y religiosos de cada saber que se enseña”. 

“Eso es lo propio de la escuela católica; el diálogo entre la fe y la razón. No se puede acceder a la fe sin el ejercicio de la razón, hay que pensar para creer y simultáneamente la fe eleva la razón, la trasciende”. 

Finalmente, manifestó que la catequesis “tiene que intentar responder esas preguntas trascendentales que se generan en las otras asignaturas”.+