Jueves 9 de diciembre de 2021

En su mensaje Pascual el patriarca Sako invita a los cristianos a ser modelo de luz y esperanza

  • 28 de marzo, 2016
  • Bagdad (Irak) (AICA)
"Cristo muerto y resucitado es una señal de "esperanza" y un estímulo para "permanecer unidos en esta tierra", en el que los cristianos deben seguir siendo un modelo "de luz y esperanza", fieles "a la familia iraquí", expresó el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako en su mensaje de Pascua, dado a conocer en el inicio de las celebraciones de Semana Santa.
Doná a AICA.org
"Cristo muerto y resucitado es una señal de "esperanza" y un estímulo para "permanecer unidos en esta tierra", en el que los cristianos deben seguir siendo un modelo "de luz y esperanza", fieles "a la familia iraquí", expresó el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako en su mensaje de Pascua, dado a conocer en el inicio de las celebraciones de Semana Santa.

El patriarca señala que todavía hay una "nación dividida", un "paisaje triste, doloroso y frustrante"; aún emergen "signos de esperanza", y para ello hay que comprometerse a "salvar a la nación de más desacuerdos, conflictos y peleas; de otras personas muertas y desplazadas; de más devastación, estrés, ansiedad y miedo".

El jefe de la Iglesia caldea invita a los cristianos, musulmanes, yazidis y sabeos a permanecer "unidos" y hablar de una manera seria, con apertura y honestidad, para una verdadera reconciliación nacional. La política, advierte, "no es un juego de intereses", sino un sentido de la responsabilidad y decisiones valientes para la gente.

"Nosotros, los cristianos, mientras nos preparamos para concluir el período de Cuaresma, la cruz y el dolor de aquellos días de sufrimiento, y entramos en la Semana Santa, estamos llamados a no mirar nuestras heridas y perder la esperanza", expresó el Patriarca en su mensaje y añadió: "La Pascua de la pasión y la resurrección: es nuestra más bella y alegre celebración. Por consiguiente, insto a confiar en la sabiduría y paciencia, para permanecer unidos en esta tierra nuestra, en la que nacimos, donde hemos vivido durante 1400 años, junto con los musulmanes, constituyendo una única civilización".

"Deseo con todo mi corazón una feliz Pascua a ustedes y sus familias, y a la vez una verdadera resurrección, para que los evacuados pronto puedan regresar a sus hogares, para que regrese la paz a nuestras iglesias, al país y a todo el mundo", concluyó el patriarca caldeo.+