Sábado 13 de agosto de 2022

En Semana Santa, Mons. Carrara llamó a comprometernos con los más frágiles

  • 11 de abril, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, envió un mensaje a la comunidad con motivo de la Semana Santa.
Doná a AICA.org

"Jesús nos enseña que no hay verdadera libertad sin fraternidad, es decir, sin hacerse cargo del sufrimiento de los más frágiles, de los pobres, de los inocentes”, expresó el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Pastoral en Villas de Emergencia, monseñor Gustavo Oscar Carrara, en un mensaje sobre la importancia de la Semana Santa.

En declaraciones a Télam Radio, el prelado animó a transitar el camino del amor y del servicio, y advirtió que “no hay verdadera libertad sin fraternidad”. Además, llamó a apostar por el desarrollo humano integral, “el nuevo nombre de la paz”.

En la Semana Santa, señaló monseñor Carrara, “los cristianos volvemos a celebrar que Jesús nos amó y nos salvó. Durante su Pasión, le repiten diferentes goces a Jesús: ‘Sálvate a ti mismo’”, recordó. “Este estribillo, que va repitiendo ‘salvarse a sí mismo’, ‘cuidarse a sí mismo’, ‘pensar en sí mismo’, no en los demás, sino simplemente en el propio éxito, en el tener, en el poder, en la apariencia”.

“‘Sálvate a ti mismo’ es el estribillo de la humanidad que ha crucificado al Señor", explicó el obispo porteño y añadió: "Jesús propone otro camino, el camino del amor y del servicio, incluso al precio de dar su propia vida para la salvación de todos". 

“Los cristianos confesamos que Jesús está vivo, que resucitó, que venció al odio y a la muerte. Cristo resucitado quiere la paz, por eso en esta Semana Santa rezamos por la paz entre Ucrania y Rusia y por las consecuencias que la guerra trae para toda la humanidad. Y para nuestra querida Argentina, queremos comprometernos a ser instrumentos de paz y no de odio, que siempre lo pagan los más frágiles de nuestra patria”, anheló.

Finalmente, pidió luz, “para que entre los más pobres apostemos por el desarrollo humano integral, que es el nuevo nombre de la paz”. El obispo concluyó su mensaje deseando una feliz Pascua de Resurrección para todos y todas, con su bendición.+