Viernes 21 de junio de 2024

En la misa crismal, Mons. Scheinig pidió: 'Señor enséñanos a rezar'

  • 28 de marzo, 2024
  • Mercedes (Buenos Aires) (AICA)
"Necesitamos ir a la oración, para descubrir su permanente presencia y tomar fuerza para la lucha de todos los días", sostuvo el arzobispo de Mercedes-Luján.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Scheinig, presidió la misa crismal en la catedral local. Concelebró la Eucaristía, monseñor Mauricio Landra, obispo auxiliar y los sacerdotes del clero arquidiocesano.

“Necesitamos ir a la oración, para descubrir su permanente presencia y tomar fuerza para la lucha de todos los días”, planteó el arzobispo en la homilía. 

“Agradecidos por el testimonio de vida de nuestro Pueblo, debemos rezar con perseverancia para sostener la propia fe y la del Pueblo Santo de Dios de Mercedes-Luján y la fe de nuestras comunidades”, pidió.

El arzobispo enumeró las circunstancias particulares sobre y por las cuales rezar:

  • Debemos rezar con perseverancia para que cada persona y cada comunidad, se apoye más fuertemente en el Padre del Señor y no en tantos ídolos que se ofrecen como dioses falsos que le mienten a la gente y lejos de salvarla la esclavizan. 
  • Debemos rezar por nuestro Pueblo, por “la evangelización y la catequesis hoy”, para sostener la misión al modo de Jesús.
  • Necesitamos también rezar con fuerza y perseverancia para estar más cerca de los que sufren y de los más pobres. 
  • Debemos rezar fuertemente por los trabajadores del Reino, laicos, religiosos, y por los hermanos sacerdotes. 

Monseñor Scheinig recordó que el Papa Francisco convocó para 2025 a un Año Jubilar con el lema “Peregrinos de la Esperanza” y para prepararnos quiso que “éste sea un año en el que la oración sea algo especial en nuestras vidas”. 

“Todos estamos invitados a ‘sentir con la Iglesia’, la universal, la que peregrina en la Argentina, la nuestra de Mercedes-Luján, en fin, caminamos juntos en esta caravana que tiene tanta vida y tantas expresiones. ¿Hay alguien entre nosotros que haya experimentado la presencia del Espíritu como lo hizo María, la Madre del Señor? ¿Alguien sabrá rezar mejor que Ella? Acudamos a Ella”.

“Volvamos siempre a María de las Mercedes y de Luján para que nos enseñe a descubrir la Presencia del Espíritu del Señor. Acudamos siempre a Ella, nuestra Madre amada y Santa para que nos ayude a perseverar en la fe y en la oración”, propuso y concluyó: “Volvamos a sumergirnos con todo el ser en la Pascua para morir y resucitar con Cristo, para andar con Jesús en todo y siempre, hasta el final de nuestras vidas”.+

» Texto completo de la homilía