Viernes 24 de septiembre de 2021

En la fiesta de la Virgen del Carmen, Mons. Araya animó a la comunidad a ser misionera

  • 17 de julio, 2018
  • Cruz del Eje (Córdoba)
La diócesis de Cruz del Eje celebró este lunes 16 de julio la festividad de Nuestra Señora del Carmen. El obispo diocesano, monseñor Ricardo Araya, por vez primera presidió la fiesta en la iglesia catedral de Cruz del Eje: "Agradezco a Dios y a la Virgen del Carmen que me haya traído hasta aquí y que pueda compartir con ustedes este momento de fe, de oración, de esperanza", mencionó.
Doná a AICA.org
La diócesis de Cruz del Eje celebró este lunes 16 de julio la festividad de su patrona, Nuestra Señora del Carmen. El obispo diocesano, monseñor Ricardo Araya, participó de las celebraciones en la comunidad de La Cumbre y en la iglesia catedral Nuestra Señora del Carmen, de Cruz del Eje.

La celebración comenzó con la procesión de la Virgen del Carmen y la imposición de los escapularios en la catedral. Monseñor Ricardo Araya, obispo de Cruz del Eje, por vez primera presidió la fiesta: "Agradezco a Dios y a la Virgen del Carmen que me haya traído hasta aquí y que pueda compartir con ustedes este momento de fe, de oración, de esperanza", mencionó.

En referencia al Evangelio, monseñor Araya precisó: "Venimos a celebrar que somos la familia de Jesús, que somos sus parientes, no por vínculos de sangre, sino por escuchar la Palabra de Dios, y ponerla en práctica". Destacó que la familia es allí donde "sepamos desterrar la división infecunda, estéril, barata, fácil", aquella que no calumnia, que dice no a la difamación.

"Hagamos el esfuerzo en esta celebración y procesión de recibir la palabra de Jesús", señaló, "esa palabra que es capaz de hacer de nosotros una parroquia, una diócesis familia de los hijos de Dios. Una palabra que es capaz de establecer entre nosotros vínculos sólidos", agregó. Aquellos vínculos, "son capaces de permanecer en el tiempo, de ser profundizados", y destacó la importancia del perdón y la reconciliación.

Recordó a la Virgen del Carmen, como aquella "perfecta oyente de la Palabra de Dios", "una mujer que fue capaz de recibir en su seno la Palabra de Dios y de ponerla en práctica cada vez más elocuente a lo largo de su vida". La citó como "ejemplo, modelo e intercesora y Madre", no solo para el pueblo de Cruz del Eje, sino también para tantos pueblos en América Latina.

"La devoción a la Virgen del Carmen es un elemento que configura a nuestra identidad nacional", aseguró monseñor Araya al recordar cuando la imagen fue traída por los misioneros españoles en 1817, "siendo una riqueza del tiempo de la colonia fue también una riqueza en el tiempo de la independencia argentina, porque nuestros mayores no quisieron pensar en el futuro de independencia sin el manto protector de la Virgen del Carmen".

Exhortó a la comunidad a ser misionera y protagonista, porque "ya no han de ser los curas y las monjas, sino cada uno de ustedes, cada bautizado y bautizada que ha recibido el espíritu de Dios", anunció. Retomó lo conversado durante la asamblea pastoral diocesana para animar a la misión para aquella gente "que no tiene la posibilidad de acercarse al templo y encontrar allí un oído que escuche, una mano que sostenga. La gente del campo de nuestra diócesis está necesitando que les llevemos la alegría del Evangelio, la alegría de Jesús", manifestó.

[img]http://www.aica.org/subidas/4131.jpg[/img]

"¿Se animan a vivir esta fiesta de la Virgen, dejando que la Palabra de Dios resuene en lo profundo del corazón y les saque de cierta inercia y los haga más capaces de transmitir la fe que han recibido de los mayores en esta ciudad, en esta diócesis?", cuestionó monseñor Araya.

Al concluir, invitó a llevar el Evangelio a los jóvenes y felicitó a los cruzdelejeños por la fe popular y la piedad mariana que los caracteriza, "son gente de pocas palabras pero fraternos, respetuosos y me animaría a decir cariñosos. Ustedes necesitan que nosotros estemos cerca y nosotros también necesitamos la cercanía de ustedes", les dijo.+

» Texto completo de homilía