Jueves 26 de mayo de 2022

En la fiesta de San Sebastián, Mons. Croxatto llamó a caminar juntos

  • 21 de enero, 2022
  • Las Ovejas (Neuquén) (AICA)
El obispo de Neuquén presidió la misa en la localidad de Las Ovejas, donde animó a "poner a Dios en el corazón, a vivir distintos y tener esos gestos distintos" que hacen falta ante "tanta necesidad".
Doná a AICA.org

El obispo de Neuquén, monseñor Fernando Martín Croxatto, hizo un fuerte llamado a la unidad, a congregar, a juntarse, a caminar juntos, al presidir el 20 de enero la gran fiesta diocesana en honor de San Sebastián en la localidad neuquina de Las Ovejas, donde se encuentra el santuario dedicado al santo mártir.

La celebración patronal llevó por lema "San Sebastián, renuévanos" y en el marco de la misa central el prelado admitió a las Sagradas Órdenes al seminarista Alberto “Beto” Lagos y puso en posesión del Departamento Minas al presbítero Marco Espíndola, quien sucede al presbítero Diego Canale que será vicario Pastoral.

En la homilía, monseñor Croxatto consideró una gracia haber podido compartir la novena en las localidades de Plottier y Cutral Có, donde hay templos dedicados a San Sebastián.

“Pidámosle al mártir San Sebastián que nos ilumine en este tiempo, en este año; que nos ayude a caminar y a transitar este camino difícil que nos toca”, alentó, y dio gracias a Dios que haya permitido celebrar “juntos” en el contexto de la situación epidemiológica por la pandemia.

El prelado puso como ejemplo a San Sebastián, al recordar que el mártir “puso en el centro de su corazón a Dios y estaba convencido de que él no iba a renunciar a lo que tenía; le dio más importancia a Dios que a su propia vida”.

“Ojalá que siempre en el centro del corazón de cada uno esté Dios, porque cuando Dios está en el centro del corazón uno le presta oído a Dios y se deja llevar por esa voz de Dios y trata de seguir los caminos que Él nos va mostrando a cada uno”, aseguró, y advirtió: “Cuando no ponemos a Dios en el centro y en vez de escucharlo, ahí hacemos macanas”.

“Cuando uno escucha la voz de Dios trata de sumar, de congregar, de juntarse a otro, de caminar con otro. En cambio cuando yo me escucho, cuando yo me pongo en el centro, lo que hago es ir haciendo desastres: ‘voy matando’, voy corriendo a otros, voy sacándolos del medio”, diferenció.

Monseñor Croxatto insistió en la necesidad de “poner a Dios en el centro. Sería tan bueno esto que haríamos que todos pudiéramos juntarnos”.

“Cuando pongo en el centro a Dios, busco juntarme con otros, busco hacer con otros, busco caminar con otros. No rechazo al hermano, no me enfrento al otro, no me confronto simplemente por confrontar, sino que busco con otros también lo mejor, el bien común”, aseveró.

“Que San Sebastián nos ayude a poner a Dios en el corazón de cada uno, a vivir distintos y a tener gestos distintos; hoy hace falta eso, ante tanta necesidad”, concluyó.

La fiesta diocesana se constituye como una de las expresiones religiosas de mayor importancia del Neuquén, por lo que la novena y la misa fueron transmitidas a través de Facebook Santuario San Sebastián Las Ovejas, además de emisoras radiales que se conectaron a las celebraciones.

San Sebastián vivió alrededor del año 200 de la era cristiana. Fue un soldado romano defensor de la fe que utilizó su cargo militar para llevar la palabra de Dios. Al no querer renegar de la fe recibida por el bautismo, ordenaron matarlo a flechazos. Los antiguos pobladores del norte de la provincia conocieron en Chile la vida de San Sebastián y comenzaron a pedirle que interceda por sus peticiones ante Dios. En 1946, desde el vecino país, fue traída la actual imagen del santo que está en el santuario de Las Ovejas.

Más información Facebook Diócesis de Neuquén.+