Martes 29 de noviembre de 2022

En el tema de los derechos de la mujer, la realidad es superior a la idea

  • 10 de marzo, 2014
  • Azul (Buenos Aires) (AICA)
El obispo Miguel Esteban Hesayne, fundador y director del Instituto Cristífero, destacó que "felizmente se viene recuperando la auténtica dignidad del ser-mujer dentro y fuera de la Iglesia" y aseguró, parafraseando al papa Francisco, que "en este tema de los derechos de la mujer como en otros relacionados con los Derechos Humanos en general, la realidad es superior a la idea". Advirtió que "para evitar que el simple discurso oculte maliciosamente la realidad" y consideró que para hacer "una real defensa y promoción de los Derechos Humanos, es preciso actualizar permanente la realidad". El prelado citó datos recientes sobre los derechos de la mujeres, a fin de que "la realidad motive reales y efectivas líneas de acción".
Doná a AICA.org
El obispo Miguel Esteban Hesayne, fundador y director del Instituto Cristífero, destacó que "felizmente se viene recuperando la auténtica dignidad del ser-mujer dentro y fuera de la Iglesia" y aseguró, parafraseando al papa Francisco, que "en este tema de los derechos de la mujer como en otros relacionados con los Derechos Humanos en general, la realidad es superior a la idea".

"Para evitar que el simple discurso oculte maliciosamente la realidad y se logre que la idea sea instrumento para alcanzar la Verdad que nos hará libres, en una real defensa y promoción de los Derechos Humanos, es preciso actualizar permanente la realidad", sostuvo en una homilía en la que hizo referencia al Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró el 8 de marzo.

El prelado precisó que "al ocuparnos de los derechos de la mujer, si bien se va logrando un buen discurso, la realidad queda lejos de la simple palabra. Para alcanzar lo que decimos, necesitamos mentalizarnos. Las estadísticas no son la panacea; pero, nos aproximan a la realidad y la realidad nos motivará reales y efectivas líneas de acción".

Para graficar esta situación, monseñor Hesayne citó datos del "Primer Mundo" sobre los derechos de la mujer:

Una de cada tres mujeres ha vivido o vivirá algún tipo de violencia a lo largo de su vida.

Una de cada cinco mujeres ha sido o será víctima de violación sexual o su intento.

El 19% de los problemas de salud que tienen las mujeres de entre 15 y 44 años en los países desarrollados se relacionan con la violencia de género y las violaciones.

Muchas mujeres sufren acoso sexual en diferentes momentos de su vida. Entre un 40% y un 50% de mujeres de la Unión Europea lo reportaron en el lugar de trabajo.

Más del 80% de las víctimas de trata de personas son mujeres obligadas a ejercer la prostitución, trabajos forzados o servidumbre.

Las mujeres se encuentran entre el 70% de los más pobres del mundo.

En el mundo, cada año, a 2.000.000 de niñas les es practicada la ablación y se añaden a los 100 millones de mujeres mutiladas genitalmente.

Sólo en España desde 1999 hasta el momento (noviembre de 2013) unas 950 mujeres han muerto asesinadas por sus parejas o ex parejas.

El 35% de las mujeres del planeta mayores de 15 años ha sufrido alguna vez violencia física por parte de su pareja o una agresión sexual por parte de otra persona. Eso da un total de unos 920 millones de mujeres en todo el mundo.

"Estos datos leídos a la luz de la fe en Jesucristo y su Evangelio ¿qué juicio merecen? ¿Los que queremos escuchar el llamado cuaresmal de Jesús ¿qué tenemos que hacer? El Diálogo queda abierto. Espero sugerencias y opiniones sobre este tema", interpeló.+

Texto completo de la homilía