Jueves 29 de febrero de 2024

El Pbro. Juan Ignacio Liébana, nuevo obispo de Chascomús

  • 9 de enero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
El Papa Francisco nombró al Pbro. Juan Ignacio Liébana, porteño de 46 años, nuevo obispo de Chascomús.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco nombró al presbítero Juan Ignacio Liébana, hasta ahora sacerdote del clero de Buenos Aires y fidei donum (que ejerce su misión pastoral) en Añatuya, nuevo obispo de la diócesis de Chascomús.

Simultáneamente, aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Chascomús presentada por monseñor Carlos Humberto Malfa, al haber cumplido 75 años (el 13 de noviembre de 2023) y lo designó administrador apostólico hasta la toma de posesión canónica de su sucesor.

La información fue hecha pública hoy en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo el nuncio apostólico, monseñor Miroslaw Adamczyk, a través de la agencia AICA.

Datos biográficos de Mons. Juan Ignacio Liébana
El presbítero Juan Ignacio Liébana nació en Buenos Aires el 6 de junio de 1977. Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Metropolitano de la arquidiócesis de Buenos Aires y obtuvo el título de Bachiller en Teología. Recibió el orden sacerdotal el 27 de noviembre de 2004.

En 2005 fue nombrado vicario parroquial de San Ramón Nonato en la arquidiócesis de Buenos Aires. En 2009 se trasladó a la diócesis de Añatuya (Santiago del Estero), donde prestó su servicio como vicario parroquial y luego párroco de la iglesia Santo Cristo en la localidad de Santos Lugares.

En 2013, se desempeñó como director espiritual del Seminario mayor diocesano Santiago el Mayor en Santiago del Estero. En 2016, fue designado párroco de Nuestra Señora del Carmen en la localidad de Campo GalIo y actualmente es rector del santuario de la Virgen de Huachana.

En la diócesis de Añatuya es miembro del Colegio de Consultores, además de haber sido también director de la Pastoral Misionera. Desde 2021 es referente diocesano para la Pastoral vocacional y la Pastoral de santuarios.

Publicó dos libros: Bautizados por el monte. Experiencias de un sacerdote misionero, Ed. Claretiana, 2014 y Corazón adentro hacia la espesura del monte, Ed. Claretiana, 2015.

La diócesis de Chacomús
La diócesis de Chascomús fue creada el 27 de marzo de 1980, con la bula Universum dominicum gregem, de Juan Pablo II. Comprende, en la provincia de Buenos Aires, los partidos de Coronel Brandsen, Castelli, Chascomús, Dolores, General Belgrano, General Guido, General Lavalle, General Paz, Maipú, Monte, Pila, Tordillo y La Costa.

Su primer obispo fue Mons. Rodolfo Bufano, quien siendo obispo auxiliar de San Justo fue trasladado por Juan Pablo II a la recién creada diócesis de Chascomús, de cuya sede tomó posesión el 27 de marzo de 1980. Organizó y gobernó pastoralmente la nueva diócesis hasta el 16 de abril de 1982, fecha en que el mismo Pontífice lo trasladó a la diócesis de San Justo.

Lo sucedió Mons. José María Montes, quien siendo obispo auxiliar de La Plata, el 19 de enero de 1983 fue trasladado, por Juan Pablo II a la sede diocesana de Chascomús de la que tomó posesión el 8 de marzo de 1983. Renunció por edad el 3 de julio de 1996.

El tercer obispo fue Mons. Juan Carlos Maccarone. Era obispo auxiliar de Lomas de Zamora, cuando el papa Juan Pablo II lo designó obispo de Chascomús el 3 de julio de 1996. Tomó posesión canónica el 24 de setiembre de ese año. El 18 de febrero de 1999 el Santo Padre Juan Pablo II lo trasladó a la sede episcopal de Santiago del Estero

En el período del 18 de febrero de 1999 al 29 de julio de 2000, estuvo al frente del gobierno pastoral de la diócesis vacante, como administrador pontificio, Mons. Manuel Guirao, obispo emérito de Santiago del Estero.

El 20 de mayo de 2000 el papa Juan Pablo II nombró a Mons. Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús. Recibió la consagración episcopal el 21 de julio y tomó posesión como cuarto obispo diocesano el 29 de julio de 2000.

Mons. Liébana, será el quinto obispo de Chascomús.

Estadísticas
Según el Anuario Pontificio 2023, la diócesis de Chascomús tiene una superficie de 27.115 kilómetros cuadrados y una población de 404.380 habitantes, de los cuales el 88 % se confiesan católicos. Cuenta con 27 parroquias; 67 iglesias y capillas; un total de 24 sacerdotes, de los cuales 21 son diocesanos; 3 diáconos permanentes; 16 religiosas; y 40 centros educativos atendidos por la Iglesia.+