Miércoles 1 de febrero de 2023

El patriarca ruso pidió una tregua en Ucrania por la Navidad ortodoxa

  • 5 de enero, 2023
  • Moscú (Rusia) (AICA)
El patriarca Kirill hizo un llamamiento para que ambos bandos de la guerra en Ucrania consideren una tregua navideña. Los ortodoxos celebran la fiesta los días 6 y 7 de enero.
Doná a AICA.org

El patriarca de Moscú y de todas las Rusias llamó hoy, jueves 5 de enero, a un cese del fuego en Ucrania, para permitir que los fieles ortodoxos celebren la Nochebuena y el día de la Natividad de Cristo, que las Iglesias orientales conmemoran el 6 y 7 de enero.

"Yo, Kirill, patriarca de Moscú y de todas las Rusias, hago un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto interno, para que cesen el fuego y establezcan una tregua navideña desde las 12 del 6 de enero hasta las 24 del 7 de enero, de modo que los ortodoxos puedan asistir a los oficios de Nochebuena y Navidad", expresó en su solicitud de alto del fuego, publicada en el sitio web de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

El deseo de Kirill, que va de la mano con el de gran parte de la comunidad internacional, se dirige a las dos partes implicadas en el conflicto. Rusia y Ucrania son países con una abrumadora mayoría ortodoxa, y los conflictos relacionados con la guerra se extendieron a las relaciones entre las Iglesias rusa y ucraniana.

La Iglesia ortodoxa rusa es, con diferencia, la mayor de las iglesias de la comunión ortodoxa oriental, que se separó del cristianismo occidental en el Gran Cisma de 1054. Hoy cuenta con unos 100 millones de seguidores dentro de Rusia y alrededor de 50 millones más fuera de ella.

Pero la invasión a Ucrania del 24 de febrero de 2022 dividió a las dos mayores congregaciones eslavas y se sumó a una creciente disputa dentro del cristianismo ortodoxo eslavo que se remonta a más de mil años atrás, a las raíces históricas de Rusia y Ucrania. 

En efecto, tras la llegada del cristianismo a tierras eslavas en los siglos IX y X, Kiev tuvo su propio metropolitanato, pero quedó subordinado a la Iglesia de Rusia en 1685, bajo el zar Pedro el Grande.

Siglos más tarde, como muchos ucranianos querían librarse en todos los ámbitos del dominio ruso tras el colapso de la Unión Soviética en 1991, la Sede de Constantinopla, que supervisa la mayoría de las iglesias ortodoxas modernas, concedió la autocefalía a la Iglesia ortodoxa de Kyivan, en Ucrania, lo que provocó la discordia con Moscú, que la considera una usurpadora.

Por su parte, la Iglesia ortodoxa rusa respaldó lo que el Kremlin denominó su "operación militar especial".

Turquía también pide una tregua
Que las negociaciones de paz y el diálogo solo tengan lugar si los ejércitos frenan su actividad militar, es una propuesta lanzada también por el presidente de Turquía, Recep Erdogan. 

En una llamada telefónica a su homólogo ruso, Vladimir Putin, el jefe de Estado turco pidió a Rusia un alto el fuego unilateral. Solo de esta manera, dijo Erdogan, será posible que las partes se sienten a la mesa de negociaciones para encontrar una solución justa a la guerra en curso, según informó la oficina de prensa de la presidencia turca.

En la llamada telefónica entre los dos líderes, se dijo también en el comunicado, se discutieron además cuestiones relacionadas con la energía, con las relaciones bilaterales y con Siria. En particular, Erdogan le transmitió a su par ruso que ha fortalecido la infraestructura para la creación de un centro de gas natural en Turquía. Según la agencia Tass, Erdogan también le solicitó a Putin medidas específicas para ayudar a liberar el norte de Siria de aquellos a los que llama "terroristas kurdos".+