Martes 29 de noviembre de 2022

En Bahréin, el Papa rezará por la paz en la nueva catedral

  • 1 de noviembre, 2022
  • Manama (Baréin) (AICA)
La catedral Nuestra Señora de Arabia, segundo templo católico más grande de la Península Arábiga, fue consagrada en diciembre de 2021 por el Card. Luis Antonio Tagle.
Doná a AICA.org

El papa Francisco visitará Bahréin del 3 al 6 de noviembre. Será el primer pontífice en visitar ese país, -un micro Estado soberano insular asiático situado en la costa oeste del golfo Pérsico- en el que buscará "intensificar las relaciones con el islam". 

En el marco de visita el pontífice presidirá, el 4 de noviembre, un encuentro ecuménico y oración por la paz en la flamante catedral Nuestra Señora de Arabia, segundo templo católico más grande de la Península Arábiga, consagrada en diciembre de 2021 por el cardenal Luis Antonio Tagle, prefecto del Dicasterio para la Evangelización de los Pueblos.

La construcción de la catedral, que se encuentra cercana a la capital del país, Manama, se considera un hito de la apertura religiosa en el reino islámico de Bahrein. 

La estructura del templo consiste en una figura octogonal con un gran techo en forma de cúpula a modo de carpa. Algunos sostienen que esta arquitectura está diseñada para parecerse a la historia bíblica de Moisés. 

La catedral, tiene capacidad para albergar a unos 2.300 fieles, fue dedicada a Nuestra Señora de los Árabes. La referencia mariana fue sugerida por el entonces vicario apostólico para el norte de Arabia, monseñor Camillo Ballin (1944-2020), ya que en 2011 la Santa Sede eligió a la "Señora de Arabia" como la patrona del vicariato.

La comunidad católica en Bahréin
En Bahréin, la religión oficial es el islam, y en el país rige la sharia –la ley islámica- que es la fuente del derecho. Los católicos del país -cerca de 80.000 frente a una población total de 1,7 millones de habitantes (con un 10% de cristianos)- en sus orígenes fueron inmigrantes provenientes de Irak e Irán.

Tras el boom del petróleo, llegaron cientos de miles de cristianos provenientes de Sri Lanka, la India, el Líbano, Filipinas y de varios países occidentales. Durante la Navidad y la Pascua, las iglesias de Bahréin reciben a muchos cristianos provenientes de Arabia Saudita, donde está prohibida cualquier religión distinta del islam. En Bahréin también hay comunidades judías e hindúes.

Los católicos están organizados en dos comunidades eclesiásticas. La más antigua de ellas, la parroquia del Corazón de Jesús, en Manama, desde 1938, fue el primer lugar de culto cristiano en la región del Golfo Pérsico y se convirtió en la iglesia madre, ampliada y extendida con anexos a lo largo de los años. 

Años después se creó una nueva parroquia, Nuestra Señora de la Visitación, en Awali, aproximadamente a 20 kilómetros al sur de Manama, atendida por los sacerdotes de la Orden Capuchina. 

El papa Benedicto XVI (2005-2013) pidió permiso para construir otra iglesia durante la visita inaugural del primer embajador de Bahrein ante la Santa Sede en 2008. La casa real aceptó la oferta y en mayo de 2011, el rey Hamad bin Isa Al Khalifa renovó su promesa. 

La ocasión fue la división del entonces vicariato apostólico para Arabia, que incluía la Península Arábiga y Kuwait, en dos vicariatos para Arabia del Norte y Arabia del Sur. Desde entonces, Bahréin fue parte del área de Arabia del Norte, junto con Kuwait, Qatar y Arabia Saudita. El resto de los países se incorporaron al Vicariato de Arabia del Sur con sede en Abu Dhabi.+