Martes 26 de octubre de 2021

El Papa: "Se necesitan leyes urgentes y justas para salvar el planeta"

  • 9 de octubre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Encuentro de Francisco con parlamentarios italianos y europeos, en el Aula Pablo VI, en preparación de la Conferencia Climática de Glasgow.
Doná a AICA.org

Con vistas a la COP26, la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático programada del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, el papa Francisco pidió a los parlamentarios italianos y de la Unión Europea que participan en el encuentro, promovido por la Cámara de Diputados en preparación para ese cita, “dejarse guiar” en su tarea por dos faros: el de la responsabilidad y el de la solidaridad.

Luego de su encuentro el pasado 4 de octubre con varios líderes religiosos y científicos en el que firmaron un llamamiento , conjunto con vistas a la COP26, hoy el papa Francisco recordó ese llamamiento a los políticos del mundo y a cuantos están llamados a ocupar puestos de gran responsabilidad en las distintas esferas de la sociedad.

“En esa ocasión, animados por un espíritu de fraternidad, pudimos percibir una fuerte convergencia de todas las diferentes voces en la expresión de dos aspectos. Por un lado, el dolor por el grave daño causado a la familia humana y a su casa común; por otro, la urgente necesidad de iniciar un cambio de rumbo capaz de pasar de forma decidida y convincente de la cultura del descarte, imperante en nuestra sociedad, a una cultura del cuidado”, dijo el Papa.

El Papa explicó que, aunque se trata de un reto exigente y complejo, “la humanidad tiene los medios para afrontar esta transformación, que requiere una verdadera conversión interior y la firme voluntad de emprenderla”. Y la requiere, sobre todo, “de quienes están llamados a ocupar puestos de gran responsabilidad en las distintas esferas de la sociedad”.

En su discurso, Francisco recordó que en el llamamiento conjunto que firmaron y que les confió al entregarlo a los presidentes de las dos cámaras del Parlamento italiano, “hay muchos compromisos que pretendemos asumir en el ámbito de la acción y el ejemplo, así como en el de la educación”. 

En efecto, el Papa aseguró que estamos ante un importante reto educativo, porque "todo cambio necesita un recorrido educativo para hacer madurar una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora".

Francisco expresó: “Pido a los gobiernos que adopten rápidamente una vía que limite el aumento de la temperatura media mundial y que promuevan una acción valiente, reforzando también la cooperación internacional”. 

Y en concreto, les pidió que “promuevan la transición a la energía limpia; que adopten prácticas de uso sostenible de la tierra que preserven los bosques y la biodiversidad; que promuevan sistemas alimentarios que respeten el medio ambiente y las culturas locales; que continúen la lucha contra el hambre y la malnutrición; y que apoyen estilos de vida, consumo y producción sostenibles”.

El Papa señaló que se trata de una transición hacia un modelo de desarrollo más integral y completo, basado en la solidaridad y la responsabilidad y en la que cada uno “tiene su papel”, “y el de los parlamentarios es especialmente significativo, yo diría que decisivo”.

Por último, deseó que el trabajo en el período previo a la COP26 “se vea iluminado por dos importantes "faros": el faro de la responsabilidad y el faro de la solidaridad” y para ello –concluyó– “necesitamos leyes urgentes, sabias y justas”.+