Lunes 22 de julio de 2024

El Papa saludó a los padres josefinos por su 150° aniversario

  • 19 de marzo, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En el marco del jubileo de la congregación fundada por San Leonardo Murialdo, dedicada a la educación y asistencia de la juventud en situaciones de pobreza, los animó a ser "testigos creíbles".
Doná a AICA.org

Al cumplirse 150 años de la fundación de la Congregación de los Padres de San José, el papa Francisco los invitó a celebrar este año jubilar inspirados en su fundador, san Leonardo Murialdo, para volver a la fuente y sacar nuevas energías para el futuro.

Así, animó a los padres josefinos a que “no dejen de soñar con las sorprendentes maravillas de Dios”.

Además, señaló que este año debe ser también de “gratitud al Señor” por sus bendiciones y por sostener el carisma de la congregación, fundamentalmente dedicada a los jóvenes.  Por eso, los invitó: “Acepten la gran llamada a ser padres dedicados para los jóvenes de hoy”. 

En ese sentido, exhortó a continuar los pasos de su fundador que supo “captar las necesidades de los tiempos”, en particular la de los más jóvenes, “que hoy más que nunca necesitan testigos creíbles”, subrayó.

El Papa recuerda que san Leonardo Murialdo solía decir que “los tiempos nuevos necesitan obras nuevas", y esto porque “supo leer el tiempo en el que vivió, comprender los problemas presentes en Turín en la segunda mitad del siglo XIX, para ofrecer remedios eficaces, a la altura de los tiempos”, destacó.

En ese sentido, agregó: “Se tomó en serio a los jóvenes pobres y abandonados, y ayudó a muchos jóvenes no sólo a hacer frente a sus necesidades inmediatas, sino a prepararse un futuro digno mediante la educación y el aprendizaje de un oficio”, y resaltó su compromiso con otra “emergencia social” de la época, la situación de la clase obrera.

Tras recordar que, en estos 150 años, la Congregación de San José ha llevado su obra y misión a Europa, América, Asia y África, con especial atención a los niños y a la familia, el Papa los animó a continuar este trabajo “amplio y exigente” desafiando los nuevos retos.

Y para ello, Francisco los exhortó a dejarse inspirar por la humildad y caridad de San José, a ser como su fundador “amigo, hermano y padre de los jóvenes necesitados, sacando fuerzas de la convicción de que Dios ama a cada uno con una predilección tierna, providente y misericordiosa”.+