Martes 15 de junio de 2021

El Papa respalda suspensión temporal de las patentes de las vacunas

  • 8 de mayo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El pontífice apoyó este sábado las iniciativas que piden la liberación de las patentes de las vacunas contra el coronavirus para favorecer el suministro a los países con menos recursos.
Doná a AICA.org

El papa Francisco pidió garantizar “el acceso universal a la vacuna y la suspensión temporaria de derechos de propiedad intelectual” para luchar contra la pandemia de coronavirus promoviendo el bien común asegurándose de que la vacuna llegue también a los más vulnerables.

El pontífice realizó este pedido en el mensaje de video que envió a los participantes en el concierto “Vax Live”, organizado por Global Citizen, una entidad internacional de defensa de los derechos humanos, para promover el acceso universal a la vacuna contra el coronavirus, que contó con la presencia del príncipe Enrique de Inglaterra y con mensajes en video de apoyo de diversas personalidades, entre ellas el Papa y el presidente estadounidense Joe Biden.

“Reciban un cordial saludo de este viejo, que no baila ni canta como ustedes, pero que cree junto a ustedes que la injusticia y el mal no son invencibles”, comenzó el Papa su mensaje.

"Una variante de este virus es el nacionalismo cerrado, que impide, por ejemplo, un internacionalismo de las vacunas. Otra es cuando ponemos las leyes del mercado o de propiedad intelectual por encima de las leyes del amor y de la salud de la humanidad", dijo Francisco, en un mensaje enviado a los organizadores.

"Otra variante es cuando creemos y fomentamos una economía enferma, que permite que unos pocos muy ricos posean más que todo el resto de la humanidad y que modelos de producción y consumo destruyan el planeta, nuestra casa común".

“Estas cosas -continuó Francisco- están interconectadas. Toda injusticia social, toda marginación de alguien en la pobreza o la miseria afecta también al medio ambiente”.

“Ante tanta oscuridad e incertidumbre hay necesidad de luz y esperanza. Necesitamos caminos de curación y salvación. Y me refiero a una curación de raíz, que cura la causa de la enfermedad y no se limita solo a los síntomas. En estas raíces enfermas encontramos el virus del individualismo, que no nos hace más libres ni más iguales, ni más hermanos.

“La naturaleza y la persona están unidas. Dios Creador infunde en nuestro corazón un espíritu nuevo y generoso para abandonar nuestros individualismos y promover el bien común: un espíritu de justicia que nos movilice para asegurar el acceso universal a la vacuna y la suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual; un espíritu de comunión que nos permita generar un modelo económico diferente, más inclusivo, justo y sostenible.”

"Les ruego que no se olviden de los más vulnerables", insistió.

Que Dios, concluye el Papa, "nos conceda el don de una nueva fraternidad, de la solidaridad universal y para que reconozcamos el bien y la belleza que ha sembrado en cada uno de nosotros, para estrechar lazos de unidad, proyectos comunes, esperanzas compartidas". 

El acto se celebró el domingo pasado en Los Ángeles y se emitirá en televisión y en YouTube este sábado.+