Miércoles 2 de diciembre de 2020

El Papa recibió al misionero secuestrado durante dos años por yihadistas

  • 10 de noviembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre se reunió en el Vaticano con el padre Pierluigi Maccalli secuestrado en 2018 y liberado el pasado octubre.

El papa Francisco recibió al padre Pierluigi Maccalli, misionero de la Sociedad de Misiones Africanas, originario de Madignano, en la provincia de Cremona y liberado el pasado 8 de octubre después de dos años de prisión entre Níger y Mali.

En declaraciones a Vatican News, el sacerdote compartió que este ha sido “un encuentro muy agradable”. “Me emocioné, sobre todo diciéndole al Papa lo que viví y también confiando a su oración, especialmente a las comunidades a las que iba y que ahora están sin presencia misionera y sin sacerdote desde hace más de dos años”. 

Asimismo, el misionero le pidió a Francisco “que tenga presente a la Iglesia de Níger en su oración”.

También le dio las gracias “por haber rezado por mí, junto con la Iglesia, y luego en el Ángelus del Día Mundial de los Misioneros cuando pidió el aplauso de la plaza por mi liberación”. 

El pontífice le respondió: “Nosotros te apoyamos a ti, pero tú apoyaste a la Iglesia”.

Para el sacerdote italiano, este gesto del pontífice “fue el abrazo de un padre, este padre que llevo en la oración todos los días”.

“Nunca hubiera pensado que un misionero que va a las afueras del mundo pudiera encontrarse un día ante el propio Papa, que apoya a la Iglesia universal. Son emociones difíciles de expresar. Yo continué diciendo, gracias, gracias, gracias, gracias”, concluyó.

El padre Maccalli fue raptado por milicianos yihadistas en Níger, en la frontera con Burkina Faso. Trabajaba en la parroquia de Bomoanga, diócesis de Niamey.

El sacerdote fue liberado junto con otro rehén italiano, Nicola Chiacchio, un joven que desapareció en el norte de Mali en febrero de 2019 mientras viajaba en bicicleta, según indican los medios de comunicación italianos. +