Miércoles 20 de octubre de 2021

El Papa recibe el alta hospitalaria tras diez días internado por su operación de colon

  • 14 de julio, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre abandonó esta mañana el hospital Policlínico Gemelli de Roma y antes de regresar al Vaticano pasó a agradecer a la Virgen en la Basílica de Santa María la Mayor.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió el alta hospitalaria hoy, miércoles 14 de julio, tras diez días de ingreso para ser intervenido de una estenosis diverticular sintomática de colon el pasado domingo 4 de julio. 

El Santo Padre abandonó el hospital Gemelli, de Roma, alrededor de las 11 y antes de regresar al Vaticano pasó por la basílica de Santa María la Mayor, en el centro de Roma, en la que suele rezar antes y después de sus viajes apostólicos.

Pasado el mediodía romano, el Vaticano informó en un comunicado que el pontífice agradeció a la imagen de la Virgen de la basílica "el éxito de su cirugía, dirigiéndole una oración por todos los enfermos, especialmente los que se encontró durante los días de su hospitalización".

Antes de ingresar al Vaticano por la denominada entrada "del Perugino", el Papa bajó del auto que lo transportaba y agradeció a los cuatro policías que escoltaron en moto su regreso.

Será en su residencia, la Casa Santa Marta, donde continuará con su proceso de recuperación, aprovechando que en el mes de julio reduce su agenda.

El proceso de recuperación del Santo Padre fue satisfactorio día tras días, tal y como informaba diariamente, de manera puntual, la oficina de información del Vaticano. 

El pasado lunes 12 el portavoz vaticano, Matteo Bruni, comentaba que el pontífice debía permanecer unos días más en el centro hospitalario de la capital italiana para “optimizar la terapia médica y de rehabilitación”.

Durante estos días, el Papa aprovechó su estadía en el Gemelli para acercarse a los enfermos y personas que permanecían internadas. A todos ellos Francisco los invitaba a vivir este período como “una oportunidad”, y pedía a los fieles rezar por quienes estando en cama, no pueden regresar a sus casas.

Asimismo, el Sucesor de Pedro dejó otra imagen para la historia, como fue el pasado domingo, cuando rezó el Ángelus desde la décima planta del centro.

Rodeado de niños durante el acto, agradeció todas las oraciones y gestos de cariño y cercanía durante su estadía en el Gemelli, al tiempo que insistió en la necesidad del acceso libre a la sanidad: "Servicios sanitarios gratuitos. Experimenté lo importante que es que sean buenos y accesibles a todos. ¡Tenemos que mantenerlos!"

Otro momento único ocurrió este martes 13, un día antes de recibir el alta, cuando el Santo Padre visitó a los pacientes de oncología pediátrica y a sus familiares. En la sala hospitalaria se vivieron momentos de verdadera emoción al ver a Francisco por los pasillos del hospital de pie y sin silla de ruedas, aplaudido por los pacientes y profesionales sanitarios que se encontraban en el hospital en esos momentos.

El pontífice tuvo la oportunidad de charlar con las familias de los pequeños que están tratándose de una enfermedad oncológica y saludar a los niños. Un gesto que las familias agradecieron emocionadas.+