Domingo 23 de enero de 2022

El Papa pidió a la Inmaculada Concepción el milagro de la curación de los enfermos

  • 8 de diciembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El pontífice veneró en privado la estatua de la Inmaculada Concepción en la plaza España, de Roma, y rezó ante la imagen de la Salus Populi Romani en la Basílica Santa María la Mayor.
Doná a AICA.org

En la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, el papa Francisco se dirigió en la mañana del miércoles 8 de diciembre a la plaza España, en Roma, donde veneró de manera privada la estatua de la Inmaculada Concepción.

A su llegada, poco antes de las 6.15, el Papa saludó a la embajadora de España ante la Santa Sede, María del Carmen de la Peña Corcuera, quien estaba acompañada por un par de funcionarios españoles y “se disculpó por la hora”, ya que todavía no había amanecido.

Luego, el Santo Padre colocó un cesto de rosas blancas en la base de la columna sobre la que se encuentra la estatua de la Virgen y permaneció en silencio orante.

“El Papa pidió el milagro de la curación para los numerosos enfermos; la curación para los pueblos que sufren tan duramente las guerras y la crisis climática; y la conversión, para que derrita el corazón de piedra de quienes construyen muros para alejar de sí mismos el dolor de los demás”, informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Después, el Santo Padre visitó la Basílica romana de Santa María la Mayor para rezar ante el ícono mariano de la Salus Populi Romani, la Patrona de Roma. Allí, fue recibido y acompañado por el arcipreste de la basílica, el cardenal Stanislaw Rylko, quien le dio la bienvenida "a la casa de la Madre".

Mientras tanto, a las 7, los bomberos italianos realizaron el tradicional acto de veneración a la Virgen de la Inmaculada Concepción. Un bombero colocó una corona de flores en el brazo de la estatua mariana de la que mide cerca de 22 metros de altura.

La estatua de la Inmaculada Concepción, una imagen de bronce realizada por el escultor Giuseppe Obici, fue inaugurada el 8 de diciembre de 1857. Está colocada en una columna de 12 metros sobre una base en la que están representados los cuatro evangelistas.+