Lunes 15 de abril de 2024

El Papa pide que el gasto militar se utilice para asegurar los recursos hídricos

  • 22 de marzo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Fue durante un mensaje con motivo del Día Mundial del Agua.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco conmemoró hoy, 22 de marzo, el Día Mundial del Agua, pidiendo que las sumas gastadas en gastos militares se utilicen para garantizar los recursos hídricos para toda la humanidad.

“Hoy, enormes recursos financieros y tecnologías innovadoras se desvían hacia el comercio de armas, que podrían utilizarse para hacer del agua una fuente de vida y de progreso para todos”, escribe en su cuenta de la red social X (antes Twitter).

“Nunca fue más urgente invertir en el diálogo y la paz”, añade en el texto.

En la exhortación Laudate Deum, de octubre de 2023, el Papa habló de daños “irreversibles”, al menos durante cientos de años, causados por la crisis climática, señalando “el aumento de la temperatura global de los océanos, la acidificación y la reducción del oxígeno”.

En marzo de 2020, la Santa Sede lanzó el documento Aqua, fons vitae (Agua, fuente de vida), en el que desafía a las parroquias de todo el mundo a abandonar el uso de botellas de plástico e invertir en sistemas respetuosos con el medio ambiente.

“En todas las parroquias, monasterios, escuelas, comedores, oratorios y centros de salud, la Iglesia debe garantizar el acceso al agua potable y al saneamiento con sistemas respetuosos con el medio ambiente, eficientes y compatibles con las necesidades específicas de los usuarios”, se puede leer allí.

La encíclica Laudato si' (2015) dedica un punto específico a la “cuestión del agua”, en la que el Papa recuerda que “la pobreza del agua pública” se da especialmente en África, donde “grandes sectores de la población no tienen acceso al agua potable”.

“Un problema particularmente grave es la calidad del agua disponible para los pobres, que se cobra muchas vidas cada día”, advierte Francisco.

La encíclica expresaba la oposición de la Iglesia a la “tendencia a privatizar” la gestión del agua, como si fuera una “mercancía sujeta a las leyes del mercado”.

“En realidad, el acceso al agua potable es un derecho humano esencial, fundamental y universal, porque determina la supervivencia de las personas y, por tanto, es una condición para el ejercicio de otros derechos humanos”, escribió el Papa en ese documento.+