Sábado 18 de mayo de 2024

El Papa pide ayuda a los periodistas para comunicar el Sínodo

  • 26 de agosto, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco fue elegido ganador de la edición 2023 del prestigioso premio italiano "E' Giornalismo", establecido en 1995 por reconocidos periodistas.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco recibió el Premio "E’ Giornalismo" ("Es periodismo"), creado por un grupo de periodistas italianos de renombre internacional en 1995, el cual ha sido asignado a personalidades y periodistas influyentes de la prensa y la televisión italianas, quienes han dado forma a la narrativa de la actualidad en Italia con objetividad, profesionalismo y creatividad.

En un discurso ante la delegación que le entregó el premio el sábado 26 de agosto, el Papa Francisco dijo que, aunque siempre ha rechazado este tipo de reconocimientos, ha decidido aceptar éste para resaltar “la urgencia de una comunicación constructiva, que fomente la cultura de encuentro y no de confrontación; la cultura de paz y no de guerra; la cultura de la apertura al otro y no del prejuicio”.

Luchar contra la desinformación
Y luego hizo un llamado de ayuda: “En un momento en el que todo el mundo parece comentar todo, incluso independientemente de los hechos y muchas veces incluso antes de ser informado”, dijo, es necesario “cultivar el principio de realidad, de hechos."

La desinformación, añadió el Papa, es uno de los pecados del periodismo, los cuales son cuatro: “La desinformación, cuando el periodismo no informa o informa mal; la calumnia; la difamación, que es diferente de la calumnia ya que además destruye; y el cuarto es la coprofilia, es decir, el amor al escándalo, a la inmundicia, al escándalo que vende”.

Para combatir la desinformación, continuó, quienes trabajan en la comunicación necesitan difundir una cultura del encuentro, una cultura del diálogo, una cultura de la escucha del otro y de sus razones.

Advirtió también sobre los riesgos implícitos en la cultura digital que, según dijo, nos ha brindado tantas nuevas posibilidades de intercambio, pero con la que se corre el riesgo de convertir la comunicación en lemas.

No engañar a la opinión pública con noticias falsas
La verdadera comunicación, dijo el Papa, siempre se basa en brindar la visión de los hechos de ambas partes, y expresó su preocupación por “las manipulaciones de aquellos que, haciéndolas ver de manera interesante, propagan noticias falsas para dirigir la opinión pública”.

En un momento en que Europa vive una prolongada guerra en Ucrania, el Santo Padre hizo un llamamiento: “Por favor, no cedamos a la lógica de la oposición, no nos dejemos influenciar por el lenguaje del odio”.

“Mi esperanza es que se dé espacio a las voces de la paz, a quienes se esfuerzan por poner fin a éste como a tantos otros conflictos, a quienes no ceden ante la lógica 'cainista' de la guerra, sinoque continúan creyendo, a pesar de todo, en la lógica de la paz, la lógica del diálogo y la lógica de la diplomacia”, afirmó.

Informe sobre el Sínodo
Finalmente, miró hacia el próximo Sínodo sobre la sinodalidad que la Iglesia se prepara para celebrar en octubre, y apeló a los periodistas para que ayuden a la Iglesia a “redescubrir la palabra 'juntos'”.

“Dentro de poco más de un mes, obispos y laicos de todo el mundo se reunirán aquí en Roma para un Sínodo sobre la sinodalidad: para escuchar juntos, discernir juntos, orar juntos”, explicó, señalando que la palabra 'juntos' es muy importante. en una cultura de exclusión.

Reconociendo que hablar de un "Sínodo sobre la sinodalidad" puede parecer algo "abstruso, autorreferencial, excesivamente técnico, de poco interés para el gran público", el Papa afirmó que lo que está sucediendo con el camino sinodal de la Iglesia es algo verdaderamente importante para la Iglesia.

“Por favor, acostumbrémonos a escucharnos, a hablar, a no cortarnos la cabeza por una palabra. Escuchar, discutir de forma madura. Esta es una gracia que todos necesitamos para seguir adelante. Y es algo que la Iglesia ofrece hoy al mundo, un mundo a menudo tan incapaz de tomar decisiones, incluso cuando nuestra propia supervivencia está en juego. Estamos tratando de aprender una nueva forma de vivir las relaciones, escuchándonos unos a otros para escuchar y seguir la voz del Espíritu”, dijo.

Reiterando que los participantes en el Sínodo quieren contribuir juntos a la construcción de una Iglesia donde todos se sientan como en casa, donde nadie sea excluido, el Papa Francisco reiteró su petición de ayuda “a los maestros del periodismo”, para “contar este proceso tal como es realmente, dejando detrás la lógica de los eslóganes y las historias empaquetadas”.+