Lunes 25 de octubre de 2021

El Papa: María nos enseña a escuchar el grito mudo de los olvidados

  • 8 de septiembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Mensaje de Francisco a los participantes en el XXV Congreso Mariológico Internacional, que se está celebrando en modalidad virtual del 8 al 11 de septiembre.
Doná a AICA.org

El papa Francisco dirigió un mensaje a los más de 300 participantes del 25º Congreso Mariológico Internacional, representantes de sociedades mariológicas y estudiosos de todo el mundo, para recordarles que “nuestro regocijo no debe olvidar el grito silencioso de tantos hermanos y hermanas que viven en condiciones de gran dificultad, agravadas por la pandemia”. 

Del 8 al 11 de septiembre de 2021 se celebra por videoconferencia, el 25º Congreso Mariológico Internacional organizado por la Pontificia Academia Mariana Internationalis (Pami) sobre el tema: María entre teologías y culturas hoy. Modelos, comunicaciones, perspectivas. 

Los trabajos están presididos por el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, con la participación de 300 personas representantes de sociedades mariológicas y estudiosos de los cinco continentes.

Dirigiéndose a los participantes, el papa Francisco expresó que María “es la Madre de todos, independientemente de la etnia o nacionalidad”. Es “un punto de referencia para una cultura capaz de superar las barreras que pueden crear división” y “en el camino de esta cultura de la fraternidad el Espíritu nos llama a acoger una vez más el signo de consuelo y esperanza segura que tiene el nombre, el rostro, el corazón de María, mujer, discípula, madre y amiga”.

María escucha el grito silencioso de los hermanos
Francisco comparte con los participantes la alegría de este encuentro, que este año se celebra de una forma diferente a la habitual. Sin embargo, observó el pontífice, “nuestro regocijo no olvida el grito silencioso de tantos hermanos y hermanas que viven en condiciones de gran dificultad, agravadas por la pandemia”. 

“La verdadera alegría que viene del Señor”, prosigue el Papa, “Siempre da espacio a las voces de los olvidados, para que junto con ellos podamos construir un futuro mejor”. 

“María, subrayó, “en la belleza del seguimiento evangélico y al servicio del bien común de la humanidad y del planeta, Siempre educa para escuchar estas voces y Ella misma es la voz de los sin voz”.

El Papa también recordó cómo en más de sesenta años de actividad la Pontificia Academia Mariana International siempre ofreció “pistas, intuiciones, ideas y visiones” en una era de cambio y reitera lo que se escribió a las Pontificias Academias el 4 de diciembre de 2019:

La mariología es “una presencia necesaria de diálogo entre culturas, capaz de alimentar la fraternidad y la paz”. María, en efecto, tiene su propia presencia específica en las fronteras y estos son los “tiempos de María” y la Academia Pontificia, “perseverando en su compromiso de renovación, busca leer los signos de estos tiempos, en beneficio de la Iglesia y de toda mujer y hombre de buena voluntad “, escribe Francisco en su mensaje.

El misterio del Verbo encarnado
A continuación, recordando las palabras del papa Benedicto XVI, Francisco destacó cómo “el misterio que encierra la persona de María es el misterio mismo del Verbo de Dios encarnado”. Una Palabra que nutre la “piedad popular”, que precisamente de la Virgen “se nutre naturalmente”.+