Sábado 16 de octubre de 2021

El Papa a la Rota Romana: "Nuevo catecumenado" en preparación al matrimonio

  • 22 de enero, 2017
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco recibió el sábado 21 de enero, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, a los prelados auditores, oficiales, abogados y colaboradores del Tribunal de la Rota Romana con motivo de la solemne inauguración del Año Judicial. Tras un discurso en el que reiteró la urgente necesidad un de "nuevo catecumenado", en preparación al matrimonio y que esta preparación al matrimonio "debe convertirse en una parte integral de todo el procedimiento de matrimonio sacramental, como un antídoto para evitar la proliferación de celebraciones matrimoniales nulas o inconsistentes".
Doná a AICA.org
El papa Francisco recibió el sábado 21 de enero, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, a los prelados auditores, oficiales, abogados y colaboradores del Tribunal de la Rota Romana con motivo de la solemne inauguración del Año Judicial.

Tras un discurso en el que reiteró la urgente necesidad de un "nuevo catecumenado", en preparación al matrimonio y que esta preparación al matrimonio "debe convertirse en una parte integral de todo el procedimiento de matrimonio sacramental, como un antídoto para evitar la proliferación de celebraciones matrimoniales nulas o inconsistentes".

En segundo lugar, el pontífice señaló que "un segundo remedio es ayudar a los recién casados a proseguir el camino en la fe y en la Iglesia también después de la celebración de la boda". En este punto Francisco exhortó a "identificar con valor y creatividad, un proyecto de formación para las parejas jóvenes, con iniciativas destinadas a aumentar la toma de conciencia sobre el sacramento recibido".

Estos dos remedios -dijo el Santo Padre- "están encaminados a fomentar un contexto apropiado de fe en el que celebrar y vivir el matrimonio".

"Hace falta mucho valor, -concluyó el Papa su discurso-, para casarse en el momento en el que vivimos. Y cuantos tienen la fuerza y la alegría de dar este paso importante deben sentir a su lado el amor y la cercanía concreta de la Iglesia. Con esta esperanza, renuevo mis mejores deseos de buen trabajo para el nuevo año, que el Señor nos da. Les aseguro mi oración y cuento con la suya mientras les imparto de corazón la bendición apostólica.+

» Texto completo del discurso del Papa